GRANADA, 18 (EUROPA PRESS)
Los comercios granadinos han cerrado el ejercicio 2009 con un descenso de ventas generalizado del 25 por ciento, lo que se traduce en unos 500 millones de euros menos de facturación a causa de la «crisis y la retracción del consumo».
A este descenso en las ventas –de hasta el 50 por ciento en sectores como el de los muebles– se ha unido la dificultad de acceso a la financiación bancaria, lo que ha propiciado que 40 pequeños y medianos negocios echaran el cierre el pasado año porque «ya no se podían sostener».
Estos y otros datos fueron facilitados hoy en rueda de presa por el presidente de la Federación Provincial de Comercio, Enrique Oviedo, quien aseguró que el sector vive una situación «crítica» y requiere de medidas estructurales que le ayuden a mantenerse frente a la competencia de las grandes superficies y el incremento de la venta ambulante.
Respecto a esto último, Oviedo exigió que se «mantenga la presión, no tanto sobre los vendedores, que suelen ser carne de cañón, sino sobre las mafias que dirigen este tipo de actividades ilegales y que obtienen beneficios de ellas».
Los comerciantes también han solicitado el impulso a las grandes infraestructuras pendientes en la provincia, como el metro, el AVE o la segunda circulación, de modo que se facilite la llegada de más turistas y han reiterado su oposición a la subida de impuestos como el IVA por suponer un encarecimiento de los productos y retraer el consumo.
CAMPAÑA DE REBAJAS
Oviedo también confió en cerrar la presente campaña de rebajas con una facturación cercana a los 35 millones de euros que, si bien no resolverían los problemas del sector ayudarían a que se «recupere un poco» después de tres años consecutivos de pérdidas.
Aseguró que «estamos ante unas rebajas históricas» porque los comercios están ofreciendo importantes descuentos para mantener las ventas «a costa de la reducción de los márgenes de beneficios» y auguró que la mitad de la facturación prevista irá a parar al sector del textil y el resto a equipamiento y hogar.
Se prevé que los granadinos gasten una media de entre 95 y 100 euros en las rebajas y para garantizar que se les ofrece la «máxima calidad» se ha puesto en marcha una campaña informativa entre los pequeños y medianos comercios para que cumplan con la legalidad vigente.
Así, el presidente de los comerciantes granadinos prefirió ser optimista en cuanto al resultado de las rebajas y confió en que el consumidor recupere la confianza y su nivel de consumo, que en 2009 descendió en favor del ahorro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí