GRANADA, 17 (EUROPA PRESS)
La Fiscalía de Menores incoó durante el curso 2008-2009 un total de 26 diligencias por absentismo escolar, seis de ellas por casos graves que podrían derivarse al Juzgado de Instrucción correspondiente por la posible comisión de un delito de quebrantamiento de los deberes inherentes a la patria potestad, que conllevaría penas de cárcel para los padres.
En una entrevista concedida a Europa Press, el fiscal coordinador de la Sección de Menores en Granada, Rogelio Muñoz, señaló que los casos severos de alumnos absentistas, la mayoría de Educación Secundaria, se trata de jóvenes que no están escolarizados o que faltan a los centros escolares de manera «reiterada» y «permanente». Por ello, se derivan a la vía penal, si bien se trata de algo «excepcional» en la provincia.
El Ministerio Público cuenta además con la posibilidad de trasladar el expediente al sistema de protección de menores, si entiende que no concurre en el alumno la situación de gravedad, remitiéndose las diligencias a la Delegación Provincial de Igualdad y Bienestar Social, que deberá valorar si el menor se encuentra en «situación de desamparo». Existe además una tercera «perspectiva sancionadora», que contempla que la Delegación sea la que incoe el expediente.
La Fiscalía tiene conocimiento de los casos de absentismo a través de diferentes vías, como los servicios sociales (dependientes tanto de la Diputación como de los ayuntamientos) o de la asociación Imeris, que trata en Granada con los jóvenes menores de 14 años. También la Comisión Provincial de Absentismo escolar traslada expedientes al Ministerio Público, que el pasado año recibió por esta vía un total de 12 casos.
Para el fiscal, el origen del absentismo escolar es «pluricausal» aunque tiene como base «la falta de autoridad y de la cultura del esfuerzo». «Hay menores a los que no les gusta estudiar y prefieren trabajar para tener otro modo de vida y hay otros que trabajan con el beneplácito de sus padres», incidió Muñoz.
El curso 2008-2009 registró en la provincia de Granada un total de 2.077 casos de absentismo escolar, lo que supone un dos por ciento del alumnado matriculado en Primaria y Secundaria, una cifra inferior a la tasa detectada en 2005, que se situó en el 12 por ciento.
Por zonas, el absentismo se localiza en Granada capital, sobre todo en la zona norte y barrio del Zaidín, y en lo municipios de Atarfe, Iznalloz, Darro y Santa Fe, y por niveles educativos afecta a un mayor porcentaje los alumnos de Secundaria (un total de 1.333, el 3,14 de los escolarizados), mientras que sólo el 1,16 por ciento de los de Primaria (741) no asiste a clase.
Así lo señaló el pasado mes de diciembre la delegada provincial de Educación, Ana Gámez, después de presidir la Comisión Provincial de Absentismo, que se reúne tres veces al año, y que está compuesta por representantes de la Diputación, Ayuntamientos, Policía Autonómica, y Fiscalía de Menores, entre otros.
Para la delegada, aunque el porcentaje de absentistas es bajo, es necesario seguir desarrollando los recursos que la administración autonómica tiene en marcha, entre los que se incluyen intervenciones en los centros y con las familias, que han logrado en el pasado curso recuperar a unos 550 alumnos que había dejado de asistir a las aulas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí