GRANADA, 17 (EUROPA PRESS)
La crisis económica del último año ha impedido a los responsables del Centro Comercial Abierto captar la financiación necesaria para elaborar el nuevo proyecto de instalación de cámaras de vigilancia en el centro de la capital, después de que la propuesta anterior fuera rechazada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).
Así lo señaló a Europa Press la presidenta del Centro Comercial Abierto, Raquel Ruz, que a lo largo de 2009 ha mantenido sin éxito diversos contactos con instituciones y empresas privadas para obtener apoyo económico, ya fueran subvenciones o convenios de promoción, pero «la cosa ha estado complicada».
«Somos conscientes de que, quizá, las prioridades este año han sido otras pero el proyecto no ha caído en el olvido y seguimos trabajando para ponerlo en marcha porque tiene una eficacia demostrada en las ciudades donde se ha instalado», relató.
Así, la entidad estudia dónde solicitar nuevos fondos, que podrían proceder de la Unión Europea, si se relaciona el proyecto con el sostenimiento del turismo en la ciudad o con actuaciones en el casco antiguo. Tampoco se descarta solicitar como asociación las nuevas líneas de financiación impulsadas por la Junta de Andalucía para la instalación de sistemas de videovigilancia en las empresas privadas.
Una vez que se tengan las garantías económicas de que el proyecto puede ponerse en marcha, el Centro Comercial Abierto llevará su propuesta al Ayuntamiento, que habrá de aprobarla en pleno. Posteriormente, la iniciativa tendrá que ser analizada por la Subdelegación del Gobierno, que será la institución que, una vez la haya revisado, se la trasladará a la Comisión de Garantías de Videovigilancia del TSJA, que hará su dictamen.
Ruz incidió en la necesidad de la instalación de cámaras en el centro, ya que en otras ciudades, como en Málaga, está dando unos resultados «espectaculares» en la reducción de la delincuencia, «de hasta un 80 por ciento». «En el centro de Granada no hay mucha delincuencia, pero hay que tener en cuenta que vive fundamentalmente del sector servicios, del comercio y del turismo, que hay que preservar», dijo.
Los comerciantes cifraron en su día, en un primer informe de viabilidad del proyecto, en entre 15 y 17 el número de cámaras a instalar en el centro de Granada, en concreto en los ejes comerciales de las calles Alhóndiga, Mesones, Recogidas, Puentezuelas, Tablas, Reyes Católicos y en las plazas de Bib-Rambla y Trinidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí