¿Puedes haber matado a un hombre y no saber por qué lo has hecho? ¿Puedes seguir pensando después que no eres una mala persona? Luis Castillo, el protagonista y narrador de esta novela, tiene que hallar la respuesta a esas dos preguntas. Afortunadamente, no está solo: cuenta con Beatriz, una mujer que le quiere y le ayudará a dar los pasos más adecuados. «Última noche en Granada» les gustará por igual a los que buscan una historia entretenida y a los que se acercan a un libro para ir más allá de lo contado, de lo aparente.El autor de esta novela es Francisco Ortiz (Ugíjar, Granada, 1967), escritor y fotógrafo. Sus relatos han aparecido en el libro «Narrativa actual almeriense» (1992), «Las narraciones breves de Ideal»(2002)» y en la antología «Microrrelato en Andalucía» (2008). Desde hace cuatro años edita el blog Novela negra y cine negro.
Esta nueva obra, editada por Mira Editores, será presentada en la Cuadra Dorada del Museo Casa de los Tiros el jueves 14 de enero a las 19:00 horas. En dicho acto intervendrá, junto a su autor, José Abad (Colomera, Granada, 1967), autor de varios libros, entre ellos: «El abrazo de las sombras», «Nunca apuestes con el diablo» y «Las cenizas de Maquiavelo».En el blog de Herminia Luque, la novela mereció la siguiente reseña:

Una atmósfera densa e irrespirable: ése es el tapiz de palabras que ha creado el autor para bordar a su personaje, para sumergirlo en algo más denso que el agua, más viscoso que el odio. Luis, un ex-policía, ha matado a un hombre. Pero no hay culpa, no hay dolor; sólo un asco metafísico al modo de Camus.El personaje de la madre enternece: a los setenta, después de un cáncer de pecho comprende ella (o sus hijos) que no ha disfrutado, que no sabe lo que es un paseo, un tiempo exento de obligaciones familiares, unas tapas generosas, unas horas porque sí, unas horas para sí.Una novela que excede las convenciones del género negro para crear un relato creíble, con un paisaje cotidiano (Zaidín, Cenes, La Chana: nombres familiares para los del terruño) pero vertido en el molde de lo universal, fundido con la peripecia del no-héroe, evitando así el marchamo costumbrista o la anécdota facilona.Una novela excelente de verdad. La novela que todos deberían leer estos días de vacaciones.

Información facilitada por Mira Editores y Herminia Luque

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí