La provincia registra unas 300 incidencias en carreteras por el temporal desde finales de diciembre
GRANADA, 8 (EUROPA PRESS)
La pedanía de Valderrubio (Granada) solicitará ser declarada zona catastrófica para obtener ayudas que le permitan arreglar las 600 viviendas –de un total de 800– que ayer quedaron dañadas a causa del temporal. Técnicos y agentes de la Guardia Civil se afanan hoy en retirar el lodo de las calles para que se recupere la normalidad lo antes posible.
Valderrubio permaneció ayer incomunicado parte del día a causa de la crecida del arroyo de Escóznar, que inundó calles, carreteras y viviendas, incluida la de una mujer de 76 años que falleció a causa de este suceso –aún está por determinar si murió por ahogamiento o por un infarto al corazón– y que previsiblemente será enterrada esta tarde.
Así, la alcaldesa pedánea, Francisca Blanco, informó a Europa Press de que los operarios están dando prioridad a la limpieza de las calles que dan acceso a la Iglesia y están achicando el agua que se acumula en su interior a fin de «tenerlo todo preparado» cuando llegue la víctima para «poder darle un entierro digno».
Hasta esta pedanía también se han desplazado operarios de los municipios cercanos y la Guardia Civil, así como técnicos de la Diputación de Granada y de la Junta de Andalucía. Todos ellos trabajan en despejar las calles con la ayuda de camiones y excavadoras y se afanan en vaciar el agua de las viviendas afectadas, que «desgraciadamente son la mayoría».
El Ayuntamiento de Valderrubio ha habilitado esta mañana una oficina para atender las demandas de los ciudadanos, ya que la intención de la alcaldesa es buscar el asesoramiento y apoyo de la Junta y la Subdelegación del Gobierno para conseguir la declaración de zona catastrófica.
UNAS 300 INCIDENCIAS DESDE DICIEMBRE
Por su parte, el vicepresidente cuarto de la Diputación de Granada y responsable de Obras, José Entrena Ávila, explicó hoy en rueda de prensa que desde finales de diciembre hasta la fecha se han registrado unas 300 incidencias en toda la provincia a causa del temporal, de las que 60 se registraron durante la pasada noche.
Las principales incidencias han sido el corte de numerosas carreteras de la red principal y secundaria –ocho vías permanecen hoy cerradas al tráfico– y las inundaciones de calles y viviendas, según explicó Ávila, que no pudo facilitar una relación detallada de todos los lugares afectados dado la gran cantidad de municipios que salpican la provincia –un total de 168–.
En este sentido explicó que la dispersión de los núcleos urbanos y su posición en el terreno han dificultado las labores de los servicios de emergencia, que han tenido que enfrentarse a las incidencias provocadas tanto por la lluvia y el viento como por la nieve.
No obstante, sí precisó que una de las zonas más afectadas por el temporal en estos últimos días han sido los pueblos de la Alpujarra, como Cádiar o Soportújar, que presentan numerosos problemas en la red de saneamiento y abastecimiento.
La situación también ha sido complicada en los pueblos de la zona norte de la provincia, donde se sitúan numerosas casas cueva que a causa de las filtraciones se han derrumbado afectando a calles y viviendas tradicionales.
«No vamos a escatimar esfuerzos para ayudar a los pueblos afectados», afirmó Ávila, quien lamentó que algunas formaciones políticas estén «aprovechando» esta situación para arremeter contra el gobierno de la Diputación provincial, donde gobiernan en coalición PSOE e IU.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí