GRANADA, 28 (EUROPA PRESS)
La Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía ha inspeccionado desde que se inició la temporada de esquí, en este mes de diciembre, un total de diez establecimientos públicos y denunciado a diez personas por consumo de estupefacientes en Sierra Nevada.
En el espacio invernal, en el que la unidad trabaja también en el resto de estaciones del año, se mantiene actualmente desplegado un dispositivo formado por cuatro agentes durante cada día de la semana y ocho los fines de semana. Así lo señaló hoy en rueda de prensa el delegado del Gobierno andaluz en Granada, Jesús Huertas, que precisó que «ningún rincón de la estación es ajeno a la presencia policial», gracias a un grupo de agentes cualificados para llegar esquiando a cualquier zona.
La Policía Autonómica, que realiza labores de seguridad, control de establecimientos públicos y protección de menores y el medio ambiente en Sierra Nevada, ha levantado además un acta contra una persona por intrusismo, al impartir clases de esquí sin los requisitos exigidos, y ha formulado un total de siete denuncias por venta ambulante y el mismo número por captación irregular de clientes. Asimismo, ha prestado auxilio hasta en tres ocasiones, una de ellas a un menor que se había extraviado, y ha identificado a 45 personas.
La tarea de la Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía es, a juicio de Huertas, «ingente» y viene siendo «muy bien valorada» por los comerciantes, empresarios y usuarios de la estación de esquí, gestionada por Cetursa, empresa dependiente de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa.
El delegado destacó que la Administración Autonómica está «volcada» con la seguridad en Sierra Nevada y muestra de ello, según dijo, es el convenio suscrito por Cetursa y la Consejería de Gobernación, que permitirá presencia policial no sólo en la urbanización de Pradollano, sino también en la zona esquiable y fuera de ella.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí