GRANADA, 22 (EUROPA PRESS)
El PP de Granada acogió hoy con «satisfacción» la noticia de que el PSOE haya puesto en conocimiento de la Fiscalía una presunta compra de voluntades, porque así se aclarará quienes fueron realmente los que intentaron «chantajear» a los concejales «independientes» de Morelábor, cuyo Ayuntamiento gobierna el popular José Montalvo gracias a una moción de censura apoyada por dos ediles tránsfugas del PSOE.
«Si finalmente esta denuncia prospera, desde el PP seremos los primeros en pedir que declaren, además de los dos concejales independientes, la diputada provincial Josefa Caballero y el ex regidor de Morelábor Pedro Herrera, como testigos», informó la secretaria popular, Luisa García Chamorro, quien afirmó que es «ineludible» que estos dos dirigentes socialistas «comparezcan» precisamente «para aclarar quien intentó comprar a quien en Morelábor».
La secretaria popular recordó que fue el Partido Popular el que animó a los socialistas a llevar este asunto ante la Fiscalía, «porque, si no, estábamos dispuestos a presentarlo nosotros mismos». «El PP no tiene nada que ocular, cosa que no se puede decir de otros que hoy salen a la palestra como valientes que abanderan la justicia, pero que esperamos sean igual de valientes cuando haya que justificar quién intentó comprar voluntades en Morelábor», apostilló.
Luisa García Chamorro recordó que tanto el nuevo alcalde del PP, José Montalvo, como una de las concejalas del nuevo gobierno local de Morelábor «fueron despedidos de sus respectivos trabajos en empresas privadas tan solo 24 horas después de firmar la moción de censura».
«El PSOE intenta acallar al PP tras poner en conocimiento de la opinión pública las tropelías en la gestión anterior del socialista Joaquín García, como que tenía colocada a media familia con cargo al ayuntamiento o que privó de tener acceso a Internet a los vecinos de la localidad, al no hacer efectiva una subvención para tal fin de la Junta de Andalucía», criticó la popular.
En este sentido, la secretaria general del PP recordó que Francisco Cuenca, como delegado de Innovación, aún no se ha pronunciado sobre por qué el alcalde de su mismo signo político no ejecutó una subvención que él mismo autorizó.
«Otra prueba más de que, en Morelábor, Joaquín García tenía vía libre desde su partido y en 14 años convirtió el Consistorio en el reino de taifas donde sólo él tenía voz y voto», subrayó García Chamorro, quien recordó que «esta situación» motivó la moción de censura que ha devuelto a Morelábor «la democracia y legitimidad de gobierno».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí