La sobrina del poeta no se pronunciará por el momento sobre el final de los trabajos en el parque de Alfacar
GRANADA, 18 (EUROPA PRESS)
Los familiares de los fusilados junto a Federico García Lorca que solicitaron la exhumación de las posibles fosas de Alfacar (Granada) se mostraron hoy decepcionados después de que la excavación del paraje de Fuente Grande haya concluido sin el hallazgo de restos humanos ni evidencia de enterramiento alguno.
Francisco Galadí, nieto del banderillero Francisco Galadí Melgar, señaló hoy a Europa Press estar «desilusionado» por los resultados de los trabajos, puesto que estaba convencido de que su abuelo estaba enterrado en aquel lugar, razón por la que solicitó a través de la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica la búsqueda de su familiar. «De todas formas si no está allí estará a 500 metros», dijo Galadí, para quien aún es pronto para pensar si continuará solicitando la exhumación.
Por su parte, Nieves García Catalán, acogida desde pequeña por la familia de Dióscoro Galindo, dijo haber recibido la noticia como un «chasco total», puesto que el deseo de su padre era dar un enterramiento digno al maestro. «Es duro de acatar», indicó García Catalán, que impulsó desde un primer momento la excavación pero cuya petición no fue atendida por la Consejería de Justicia en tanto que no se resolviese el conflicto familiar que mantiene abierto con la familia Galindo. No obstante, no descartó continuar con su solicitud, si bien consideró necesaria una investigación histórica que avale la posible ubicación del nuevo enterramiento.
La posición de la familia Galindo y de la nieta del represaliado es «ni de alegría ni de disgusto», tal y como indicó a Europa Press el bisnieto del maestro, Raúl Guindal, quien lamentó que la Consejería no les haya informado en ningún momento del proceso, contra el que presentaron una alegación que no fue respondida por la administración. «Sólo queríamos que se atendiera nuestra petición de que no removieran los restos, y se ha llegado a publicar y decir que la familia Lorca nos había comprado», lamentó.
La sobrina del poeta, Laura García Lorca, no se pronunciará por ahora sobre el final de la excavación, según aseguraron fuentes de la Fundación García Lorca, que preside.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí