GRANADA, 16 (EUROPA PRESS)
El mal tiempo y las bajas temperaturas están retrasando los trabajos de excavación en las fosas situadas en el paraje de Fuente Grande, en Alfacar (Granada), donde se cree que yacen los restos del poeta Federico García Lorca, si bien se prevé que las tareas concluyan en los posibles enterramientos señalados el próximo 30 de diciembre.
Fuentes de la Consejería de Justicia y Administración Pública indicaron a Europa Press de que las condiciones climatológicas no han «paralizado» las tareas, pero sí las han «ralentizado». Además, a este factor se une el «cansancio» que arrastran las personas que están trabajando en la prospección, que se inició el pasado 29 de octubre y que desde el primer momento está siendo muy meticulosa.
Asimismo, en torno al 30 de diciembre está también previsto que los responsables de los trabajos, coordinados por el arqueólogo Francisco Carrión, den a conocer los resultados obtenidos en todo este tiempo, recogidos en un informe preliminar que se está elaborando de forma paralela al desarrollo de la excavación. Los técnicos, según las fuentes, redactarán otro documento más pormenorizado, que también se presentará ante los medios de comunicación, en una fecha posterior.
Por ahora, la consejera de Justicia, Begoña Álvarez, sólo ha informado del hallazgo de una «gran roca» en los emplazamientos en los que se creía que se encontraban cuatro posibles fosas, detectadas por el georradar. Los otros dos enterramientos marcados inicialmente, situados también en el Parque Federico García Lorca, más cerca del monolito, están siendo analizados, pero también otros posibles que han sido señalados por los arqueólogos.
El lugar está protegido por dos carpas y en él se buscan los restos de los banderilleros Francisco Galadí –a petición de su nieto– y Joaquín Arcollas –que ha sido reclamado por la CGT-A y la Unión Nacional de Banderilleros–, que se cree que fueron fusilados junto al poeta. También se está intentando localizar, a instancias de sus familiares, al inspector de tributos Fermín Roldán y al restaurador Miguel Cobo.
La excavación no tiene como finalidad encontrar a García Lorca ni al maestro republicano Dióscoro Galindo, si bien sus descendientes se han reservado el derecho a identificarlos. Aunque se les hará el análisis antropomórfico a todos los huesos que sean encontrados, sólo se les practicará la prueba de ADN a aquellos cuyos descendientes lo hayan solicitado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí