GRANADA, 11 (EUROPA PRESS)
La Junta de Andalucía ha declarado Fiestas de Interés Turístico los Carnavales de Alhama de Granada y la Pascua de Puebla de don Fadrique por su singularidad, su arraigo y su alto valor cultural.
Con estas dos nuevas calificaciones, ya son 13 las Fiestas de Interés Turístico que existen en la provincia, entre las que se encuentran el Cascamorras de Baza y Guadix, los encierros de La Peza, la Semana Santa de Granada y Loja, el Festival Internacional Parapanda Folk de Íllora, las fiestas de la Fuente del Vino en Cádiar y las Capitulaciones de Santa Fe.
El Ayuntamiento de Alhama de Granada solicitó esta declaración a la Junta el pasado 19 de mayo de este año y de la documentación aportada por los técnicos se deducen una serie de peculiaridades que han llevado a la Junta a informar favorablemente.
Entre ellas destacan «las murgas y comparsas que han permitido la recuperación de numerosas composiciones trasmitidas de forma oral a lo largo del tiempo y que fueron trasladas al papel en forma de romances, cuentos, leyendas, refranes, adivinanzas o los denominados lequillos, las típicas coplas de carnaval.»
FIESTA DE PASCUA
En cuanto a la Pascua de Puebla de Don Fadrique, la Junta considera que es una de las manifestaciones populares «de más raigambre en el oriente andaluz y unas de las más interesantes de las que existen en invierno en toda la región», ya que se escenifica con personajes tan singulares como Cascaborros e Inocentes.
Éstas fiestas se celebran en Navidad y se basan en la rememoración de acontecimientos acaecidos en la etapa repobladora, pues los Cascaborros pertenecían a unas milicias formadas en los últimos años del siglo XV, cuya misión era hacer que se respetara el orden en estas conflictivas tierras. Tenían el privilegio de pedir limosna para llevar a cabo su misión y castigar golpeando al que no se la diese. En el siglo XVI se unirán a la Hermandad de las Ánimas, conservándose aún hoy toda su tradición.
Las fiestas de Cascaborras e Inocentes de Puebla de Don Fadrique gozan de una privilegiada salud en cuanto al arraigo, la participación colectiva, el asociacionismo que generan, la especificidad ritual y otros aspectos del patrimonio material e inmaterial, según añadió la delegada de Turismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí