GRANADA, 09 (EUROPA PRESS)
Los vecinos afectados por el ejercicio de la prostitución en la capital aseguraron hoy que la ordenanza para la convivencia «no ha servido para nada» en el mes que lleva en vigor, ya que en la carretera de Jaén y las calles adyacentes hay «las mismas prostitutas que siempre y nadie les sanciona».
Por este motivo, los afectados están organizando una manifestación de protesta para el próximo día 15 que recorrerá las principales calles de la ciudad y que acabará frente a las puertas del Ayuntamiento bajo el lema «que la ordenanza se cumpla».
Los vecinos afectados Esperanza Elvira y Enrique Pérez informaron a Europa Press de que la Policía Local está dejando de pasearse por la zona, mientras que las prostitutas les aseguran que «nadie les ha dicho que tengan que abandonar el lugar».
Así, acusaron a la Policía Local de «no hacer nada» para garantizar el cumplimiento de la ordenanza y exigieron que comiencen a imponerse las sanciones previstas para disuadir a los clientes.
«Creemos que ya debe haber pasado ese periodo de transición en el que había que avisar de las sanciones, ahora que empiecen las multas porque seguimos viendo desde nuestra ventana a personas realizando el acto sexual; las calles siguen plagadas de jeringuillas y hay mucha inseguridad», comentaba uno de los afectados.
ESTABAN ESPERANZADOS
Estos mismos vecinos se mostraban esperanzados hace ahora un mes con la inminente entrada en vigor de la ordenanza que prohíbe la prostitución en la calle y que prevé sanciones de hasta con 3.000 euros para clientes y meretrices.
Aunque en aquellos momentos los vecinos percibían mayor presencia policial en la zona, sus expectativas se han «desinflado» y no descartan dirigirse a la Subdelegación del Gobierno para pedir que la Policía Nacional colabore con la local en esta tarea.
La ordenanza para la convivencia en la ciudad se aprobó en pleno el pasado 25 de septiembre, con los votos a favor del equipo de gobierno, del PP, y del PSOE, frente a la oposición de IU, que consideró entonces que la prohibición de la prostitución no es competencia municipal y que no servirá «para solucionar el problema social» que subyace su práctica.
El texto, que entró en vigor el pasado 10 de noviembre, también prohíbe la mendicidad «insistente o agresiva» y la utilización de menores como reclamo, aunque en este caso las sanciones que puedan imponerse serán sustituidas por sesiones de atención individualizada con los servicios sociales o cursos.
Por el momento, la gran parte de las sanciones se han centrado en las actuaciones contra el patrimonio, como realizar pintadas en las fachadas de edificios públicos o patrimoniales, aunque por el momento no han trascendido el número total de denuncias interpuestas en cumplimiento de la ordenanza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí