GRANADA, 26 (EUROPA PRESS)
La plataforma digital Facebook alberga la iniciativa ciudadana «Yo también estoy contra la ordenanza para la convivencia de Granada», que suma los apoyos de más de 840 seguidores, que ven en el texto normativo, que entró en vigor el pasado 10 de noviembre, «represión frente a educación», una «criminalización» de la exclusión social y la «restricción» del derecho a la libertad de expresión de ciudadanos y colectivos.
Abierta al público, la página llama también a la movilización y convoca para mañana a las 13,00 horas una manifestación que, bajo el título «La calle es para quien la pisa», pretende protestar contra el documento, que «prohíbe jugar con bicicletas, patines o al balón, todo acto público o de protesta sin permiso, la mendicidad, comer o beber en la calle, sacudir alfombras, regar macetas y colgar ropa en las ventanas y cualquier trabajo en la calle».
En Facebook, los promotores de la iniciativa aseguran no estar en contra «de cada uno de los artículos que la ordenanza recoge», pero sí se oponen a la misma «al estar en absoluto desacuerdo con ciertas disposiciones que presenta». Así, consideran que el texto «se ha gestado, discutido y aprobado ignorando a las personas a las que afecta». «No se ha propiciado la participación de la sociedad civil y de sus colectivos ni se han escuchado ni debatido sus aportaciones», dicen.
Además, critican que en la ordenanza, que pretende regular, entre otras cuestiones, el ejercicio de la prostitución, sólo se concreten «las medidas represivas y las sanciones» y el resto (mención a servicios sociales o a las instituciones públicas o privadas que puedan ofrecer apoyo) «son meras declaraciones de buenas intenciones que no incluyen disposiciones específicas»; que sancione «las consecuencias de la exclusión social sin prestar atención a sus causas»; y que considere que las actividades culturales y artísticas en la calle sean ocupaciones de la vía pública «incluyendo medidas sancionadoras para las personas que ejerzan estas actividades». «Por todas estas razones, nos oponemos rotundamente a esta ordenanza que no contribuye a la convivencia sino que fomenta la intolerancia», señalan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí