GRANADA, 25 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial a una mujer de 30 años, vecina de un pueblo del área metropolitana granadina, por ofrecer servicios sexuales a través de Internet a nombre de la propietaria de una agencia de modelos madrileña en la que cursó como alumna.
La joven estuvo aprendiendo el oficio de modelo en la academia de la víctima y la relación entre ambas no acabó como la primera quería, por lo que, «despechada», según informó en una nota el Instituto Armado, ha querido vengarse haciéndose pasar por la propietaria de la academia de modelos ofertando servicios sexuales a su nombre y colgando en una página de contactos de Internet un anuncio en el que se ofrecía como modelo profesional, con su nombre y su teléfono.
La víctima comenzó a recibir diariamente numerosas llamadas en las que le reclamaban dichos servicios sexuales y denunció el caso en una comisaría de Policía de Madrid.
Tras investigar la IP desde la que se colgaron los anuncios, el caso llegó a la Guardia Civil de Santa Fe, ya que la línea telefónica asociada era de un pueblo de la demarcación de ese puesto. Los agentes del equipo de Policía Judicial de Santa Fe localizaron a la propietaria de la línea telefónica, averiguaron que había cursado estudios de modelo en la agencia de la víctima y se entrevistaron con ella.
Durante la entrevista la Guardia Civil concluyó que era la presunta responsable de colgar los anuncios, por lo que se le leyeron sus derechos en calidad de imputada no detenida y fue puesta a disposición judicial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí