GRANADA, 23 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha detenido durante este fin de semana en la provincia de Granada a un total de 12 personas por conducir con una tasa de alcohol superior a la permitida, por lo que se les imputa un delito contra la seguridad vial.
Entre estas detenciones destaca sobre todo la de un vecino de Ogíjares, de 37 años de edad, que el pasado sábado no sólo dio positivo en la prueba de alcoholemia, sino que antes de eso obligó a los agentes de la Guardia Civil de Tráfico a saltar al arcén para evitar ser atropellados cuando intentaron darle el alto en la carretera que une Armilla con Ogíjares, informó el Instituto Armado en una nota.
El arrestado, que no tenía permiso de conducir, invadió posteriormente el carril contrario e impactó con un vehículo que venía de frente, colisión en la que resultaron heridos sus dos ocupantes, una de ellos grave.
La Benemérita ha detenido a 18 personas más por otros delitos durante el pasado fin de semana, entre ellas a un vecino de Huétor Tájar, de 32 años, que durante la noche del sábado al domingo se entretuvo en destrozar los espejos retrovisores de cuatro vehículos que estaban estacionados en la calle Ancha de esa localidad, de los que se llevó «a modo de trofeo» algunos de los restos fracturados.
En Armilla, los agentes detuvieron durante la madrugada del pasado sábado a un hombre de 29 años, al que le constan 41 arrestos anteriores, tras ser sorprendido robando gasoil de un camión estacionado junto a la base aérea de esa localidad. Junto al camión había estacionado un turismo con matrícula italiana, en cuyo depósito vertía el combustible que acababa de sustraer, y que resultó ser robado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí