MOTRIL (GRANADA), 23 (EUROPA PRESS)
Los agricultores de Motril (Granada) acordaron hoy iniciar una protesta por los bajos precios a los que consiguen vender el pepino de la costa con la destrucción del producto en las playas de Carchuna, donde se han desecho de varios cientos de toneladas de la hortaliza.
Un portavoz de los agricultores manifestó a Europa Press que la situación es «insostenible» ya que, según explicó, cultivar un kilo de pepino holandés y llevarlo a un almacén de hortícolas «cuesta 45 céntimos y sólo nos lo están pagando de tres a ocho céntimos».
Así, hoy han comenzado a destruir los pepinos arrojándolos en la arena de la playa del anejo motrileño de Carchuna, zona en la que, junto con Calahonda, se concentra la mayoría de la producción de este producto en el municipio granadino.
Los productores de pepino estiman que cada parcela de invernadero tiene una producción diaria de más de 3.000 kilos, dependiendo de la extensión, si bien en los últimos días las movilizaciones protagonizadas por los agricultores se han acumulado más hortalizas que no han salido al mercado.
REDUCIR LA OFERTA PARA SUBIR LOS PRECIOS
Los agricultores aseguran que destruirán la producción total de pepinos durante esta semana «hasta que se desatasquen las plataformas de venta, que es la excusa para pagar esos precios tan bajos». Los productores de otras localidades de la provincia como Castell de Ferro o Castillo de Baños también están destruyendo el producto para no llevarlo al mercado y que se reduzca la oferta.
Los agricultores han pedido a las alhóndigas y a los políticos más apoyo «para dar una solución a la agricultura que es el principal futuro económico de la Costa Tropical y de la provincia».
Por otro lado, el presidente de la Entidad Local Autónoma de Carchuna y Calahonda, Manuel Estévez (PDDC), lamentó que los agricultores «tengan que deshacerse de su producción que tanto trabajo cuesta cultivar». Estévez destacó que los agricultores son los que tienen en su mano la decisión de «abastecer y desabastercer el mercado» para controlar los precios y señaló que está manteniendo negociaciones con la Consejería de Agricultura para evitar «este dramático y lamentable espectáculo».
El teniente de alcalde de Agricultura de Motril, Francisco Villoslada (PA-PAICC), manifestó que con la destrucción de pepinos se pierde «el fruto de muchas hora de trabajo» y destacó que el pleno municipal debatirá una moción este viernes para apoyar a los agricultores. Una vez que concluya la protesta, el Ayuntamiento de Motril retirará los pepinos de la arena «para evitar más gastos a los agricultores».
APOYO MUNICIPAL
El alcalde de Motril, Carlos Rojas (PP), visitó esta mañana a los agricultores para mostrarle «el apoyo y solidaridad del equipo de gobierno de Motril». Rojas manifestó que no se puede permitir que el consumidor cada vez pague los productos del campo más caros «mientras que los agricultores cada mes reciben menos por su producción».
El pepino, junto a distintas variedades de tomates y pimientos, es la principal producción de cultivo intensivo en la Costa Tropical. Según datos de las comercializadoras, los invernaderos de la costa granadina producen el 80 por ciento de los pepinos que se consumen en los mercados de Europa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí