GRANADA, 29 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil de Armilla (Granada) ha desmantelado una banda integrada por cinco presuntos narcotraficantes que robaban a punta de pistola la droga que luego vendían al menudeo y de la que se han decomisado más de ocho kilos de marihuana seca, siendo detenidas un total de nueve personas.
Cinco de los detenidos son los presuntos narcotraficantes que integraban la banda, todos ciudadanos de Mali que tras huir de la localidad granadina de Dúrcal, se habían establecido en El Ejido (Almería), según informó hoy en un comunicado el Instituto Armado.
Los otros cuatro detenidos son vecinos de Dúrcal que habían acordado vender a la banda casi cuatro kilos de marihuana, aunque fueron atracados por los presuntos narcotraficantes, que supuestamente les quitaron la mercancía a punta de pistola.
Los agentes comenzaron a seguir la pista de la banda desde que tuviera su base de operaciones en Dúrcal, aunque entonces no se encontraron indicios suficientes para actuar contra sus cinco integrantes, que en un momento dado decidieron abandonar la provincia granadina y situarse en Almería.
La Guardia Civil averiguó que los presuntos narcotraficantes pretendían venir a comprar marihuana a antiguos conocidos de Dúrcal, por lo que el pasado 21 de octubre se habilitó un dispositivo para sorprenderlos en plena operación, aunque no fue posible porque huyeron antes hacia Almería con la mercancía.
Acto seguido, los agentes montaron un amplio dispositivo que abarcaba la Alpujarra y la costa granadina, lugares por los que podían huir, y apenas media hora después los dos vehículos en los que viajaban los detenidos fueron interceptados a la altura de la localidad de Castell de Ferro (Granada).
MARIHUANA EN EL MALETERO
En el maletero de uno de esos vehículos se localizó la marihuana que poco antes habían robado tras amenazar con una pistola a los dos vecinos de Dúrcal que pretendían vendérsela.
La Guardia Civil ha averiguado que los integrantes de esta banda de presuntos narcotraficantes, que ya han ingresado en prisión, habían atracado una semana antes a otros dos vecinos de Dúrcal que también tenían la intención de venderles marihuana.
En un registro domiciliario realizado en el domicilio de uno de los vendedores detenidos, la Guardia Civil se ha incautado de 4,5 kilos más de marihuana seca, similar a la que se incautó anteriormente en uno de los vehículos intervenidos.
Además de los más de ocho kilos de marihuana decomisados, la Guardia Civil ha intervenido dos turismos y veinte teléfonos móviles, aunque la operación continúa abierta puesto que no se ha encontrado el arma que se usó en los atracos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí