GRANADA, 27 (EUROPA PRESS)
El PP criticó hoy «la desfachatez» del Gobierno central porque «ha reconocido» en una respuesta parlamentaria que la peligrosidad de las carreteras granadinas se debe a que aún no están finalizadas grandes infraestructuras viarias, como la A-7 o la GR-43, y sin embargo «no hace nada» para acelerar los trabajos.
Así lo ha señalado en declaraciones a Europa Press la diputada nacional del PP por Granada, Concha de Santa Ana, después de que el informe EuroRAP 2008 de RACE sitúe a Granada como la provincia que acumula el mayor número de tramos peligrosos del territorio español.
De Santa Ana lamentó que tenga que ser un organismo privado quien alerte al Gobierno de que en Granada hay tramos «que concentran gran cantidad de accidentes por su mal estado o la falta de señalización», y responsabilizó al PSOE local de esta situación por su «ineficacia» a la hora de reivindicar mejoras para la provincia.
En este sentido, criticó que los socialistas granadinos «no pusieran el grito en el cielo» cuando el ministro de Fomento, José Blanco, anunció que la A-7 se finalizaría en 2012, pese a que su antecesora en el cargo, Magdalena Álvarez, siempre mantuvo que sería en 2009.
«Nos han robado tres años y el PSOE decide callarse en Madrid», dijo la diputada, quien aseguró que los socialistas «encontrarán siempre el apoyo de su partido» cuando decidan «luchar por Granada y presentar iniciativas provechosas».
A juicio de la dirigente «popular» el PSOE ha engañado a los granadinos con plazos «que nunca cumple» y con partidas presupuestarias que «no se ejecutan», lo que en su opinión se refleja en las inversiones de más de 500 millones de euros previstas para el AVE en los últimos años, de los que finalmente se han ejecutado «menos de 200».
El informe determinaba la existencia de tres tramos de riesgo alto, en la N-432 entre Pinos Puente y el enlace de la A-44; en la N-340 desde Carchuna a Castell de Ferro y desde Nerja a Almuñécar. Asimismo, determinaba otros seis tramos con riesgo medio-alto en estas mismas vías y también en la N-323.
Así las cosas, el Gobierno mantiene que la conclusión de las autovías A-7, A-44 y de la GR-43 permitirá que esas tres carreteras pierdan gran parte de su tráfico diario, que migrará a las futuras autovías. De ese modo, añade, se evitarán los adelantamientos con invasión del carril contrario y las intersecciones a nivel y mejorarán los valores de seguridad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí