PP dice que el PSOE «miente» y cree que la Justicia tiene una «doble vara de medir» en el caso
GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)
El alcalde de Alhendín (Granada), el socialista Miguel Ángel Gamarra, criticó hoy que el PP de la localidad «siga en manos de los imputados en el caso Marchelo», en el que se investiga un supuesto caso de corrupción urbanística por parte del anterior equipo de gobierno, y responsabilizó de esta situación al presidente provincial del partido, Sebastián Pérez.
Gamarra efectuó estas declaraciones en rueda de prensa tras dar a conocer que la Fiscalía de Granada ha archivado la denuncia presentada por el PP de Alhendín contra el gobierno local socialista por conceder licencias de primera ocupación en la urbanización Novosur, después de que el Ministerio de Defensa levantara la paralización de las obras que decretó un año antes porque la altura de los edificios vulneraba la servidumbre área de la Base Aérea de Armilla.
No obstante, el Ministerio Público considera en un decreto con fecha 24 de septiembre, facilitado por el PSOE, que el actual equipo de gobierno actuó conforme con la legalidad, puesto que las licencias se entregaron cuando las condiciones materiales o sustantivas impuestas por el Ministerio de Defensa –la modificación de la altura de los edificios y el pago de cuatro millones de euros para ampliar la pista de la base– «habían sido cumplidas».
El alcalde de Alhendín se ha mostrado satisfecho con este desenlace y recordó que con la concesión de las licencias «el PSOE solucionó un problema generado por el PP» cuando gobernaba en el municipio, momento en el que hubo «un supuesto favoritismo descarado y por encima de la ley» a la promotora, lo que perjudicó a los intereses del municipio y acabó con la apertura de un caso judicial y la imputación de 14 personas, entre ellas la del que era entonces concejal de Urbanismo en el pueblo.
LEGITIMADOS
Gamarra lamentó que pese a «protagonizar el caso de corrupción más grave de la provincia», el PP de Alhendín siga con una «campaña de acoso y derribo» contra su persona para vengarse de quien «ha solucionado un problema» que afectaba a multitud de familias que habían adquirido una vivienda en la urbanización Novosur.
A su juicio esta situación se produce porque el PP de la localidad «sigue en manos de los imputados» y acusó al presidente provincial del partido de «legitimarlos» y de colocar a algunos de ellos en la Diputación de Granada para «callarlos».
A su juicio, Pérez «conocía y consentía» la supuesta situación de corrupción que existía en el municipio, lo que calificó de «grave».
Por último se congratuló de que la urbanización «sea una realidad a pesar del PP» porque «el PSOE ha trabajado desde el Ayuntamiento de Alhendín para que sea así».
«EL PSOE MIENTE»
Por su parte, el presidente provincial del PP, Sebastián Pérez, acusó a Gamarra y al PSOE de «mentir deliberadamente» en este asunto, puesto que tanto el alcalde como el concejal del municipio fueron «apartados de la disciplina del partido» cuando salió a la luz el caso Marchelo.
«Ambos siguen apartados de la dirección del partido y de la militancia», aseguró Pérez, quien opinó que «existe una doble vara de medir» por parte de la Justicia, en referencia al archivo de la denuncia presentada por el PP de Alhendín.
Así, consideró que las acusaciones de Gamarra proceden del secretario general del PSOE de Granada, Francisco Álvarez de la Chica, a quien instó a preocuparse por las supuestas irregularidades que se cometen en el seno de su partido, como a su juicio ha ocurrido en el municipio de Atarfe (Granada).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí