GRANADA, 14 (EUROPA PRESS)
El Ayuntamiento de Granada opinó hoy que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, «se ha salido del tiesto» al regalar al presidente estadounidense, Barack Obama, una guía turística de Cataluña y Barcelona, puesto que «su función es la de representar a todas las ciudades y comunidades sin distinciones», según indicaron a Europa Press fuentes del equipo de gobierno, del PP.
Hace dos semanas, el Ayuntamiento envió una carta a Obama para invitarle a visitar la ciudad con motivo del viaje que realizará a España en mayo de 2010 y pidió al presidente del Ejecutivo español que le apoyara en este objetivo, por lo que el regalo de ayer de Zapatero no ha gustado al equipo de gobierno, que se ha mostrado «asombrado» al conocerlo.
Para el equipo de gobierno «popular», «Zapatero se ha equivocado, puesto que no es adecuado usar un acto de repercusión internacional para promocionar una ciudad o una comunidad en exclusiva, independientemente de la que sea».
Este gesto supone para el gobierno de la entidad local «una competencia desleal» con el resto de ciudades españolas que viven del turismo, por lo que recriminó a Zapatero que «se haya salido del tiesto mirando a Cataluña y recalcando su presencia».
«En todo caso le tenía que haber regalado una guía turística de España que para eso es el presidente y representante de todas las comunidades», abundaron las mismas fuentes, que lamentaron que este gesto se produzca en un momento de crisis en el que el conjunto de España «necesita promoción por el descenso de turistas que ha traído la crisis».
TAMBIÉN UN FACSÍMIL
Zapatero explicó hoy en un encuentro informal que también regaló a Obama un facsímil de las capitulaciones de Santa Fe (una de las ciudades más antiguas de Estados Unidos y que celebra este año el 400 años de su fundación) y otro del primer dólar que circuló tras la Guerra de Independencia y que era de origen español. Obama por su parte obsequió al presidente español con un facsímil del segundo discurso de Abraham Lincoln.
Zapatero destacó el trato «muy agradable y cercano» del presidente estadounidense, que es al tiempo «muy riguroso» cuando entra en materia. Obama bromeó incluso con Zapatero al comentarle que era consciente de que pare él era su primera visita al Despacho Oval, a lo que el español respondió que era cierto que había esperado mucho pero «merecía la pena».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí