Los estudiantes adelantaron a hoy la celebración de esta festividad, fijada para el día 18
GRANADA, 13 (EUROPA PRESS)
La fiesta de San Lucas, el patrón de la Facultad de Medicina, ha transcurrido sin incidentes destacados en lo que va de día, ya que los estudiantes «se han comportado y no han ido más allá de las típicas novatadas», a diferencia de otros años en los que destruyeron mobiliario urbano o dañaron escaparates de comercios.
En el botellódromo permanecen desde este mediodía medio millar de estudiantes, algunos ataviados con disfraces de muertos vivientes al puro estilo de «Thriller», el video de Michael Jackson, y otros, los novatos, embadurnados con todo tipo de productos como harina, huevos o mayonesa.
Allí permanece activado desde esta mañana un dispositivo especial de la Policía Local para garantizar la seguridad y evitar, entre otros asuntos, que los jóvenes crucen la carretera que separa el recinto del acceso a la autovía, según informaron a Europa Press el portavoz de la Policía Local, José Manuel Fernández, y el concejal de Protección Ciudadana en el Ayuntamiento de Granada, Eduardo Moral (PP).
Por su parte, varias patrullas de barrio recorren las calles para recordar a los estudiantes que no pueden beber alcohol fuera del recinto habilitado para ello, de hecho, aún «no se ha registrado ninguna denuncia ni por consumo de bebidas alcohólicas ni por actos vandálicos».
Los estudiantes han adelantado al día de hoy la festividad de San Lucas, que está fijada para el día 18 en el calendario, haciéndola coincidir con el inicio de las clases y han sido casi un millar de jóvenes los que han recorrido las calles de la ciudad ataviados con batas blancas y disfraces por este motivo.
Esta mañana varias patrullas de la Policía Local se desplazaron hasta la Facultad de Medicina para evitar que las tradicionales novatadas propiciaran destrozos en el mobiliario urbano, aunque los «jóvenes se han portado bien» y tras embadurnar a los novatos con todo tipo de productos como harina, huevos o mayonesa, se han dirigido hasta la Facultad de Derecho.
Seguidos de cerca por la Policía Local, los jóvenes han continuado la fiesta en esta plaza junto a la estatua de Carlos V, junto a la que han bailado sin que la figura resultara dañada.
La última parada del recorrido estudiantil ha sido el botellódromo, donde ya desde las 14,00 horas se concentraban unos 500 estudiantes para beber alcohol y celebrar esta festividad.
Tanto el Ayuntamiento como la Policía Local aseguran que «todo está tranquilo» y aunque el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil han mostrado su disponibilidad para «echar una mano» en caso de que se produzca una «masificación de jóvenes» se cree que «no será necesario».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí