MADRID, 28 (EUROPA PRESS)
El Gobierno mantiene que repatrió a Nigeria a la familia que decía ser sudanesa y que había llegado en patera a las costas de Motril (Granada) porque las autoridades consulares nigerianas reconocieron que eran nacionales suyos.
Los hechos se remontan al pasado mes de enero, cuando una pareja y un bebé de entre 13 y 18 meses de edad llegaron a las costas de Motril (Granada) en una patera procedente de Marruecos. El varón y la mujer fueron ingresados en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Málaga.
Según relata el Gobierno en una respuesta en el Senado, a la que tuvo acceso Europa Press, el menor también estuvo ingresado en el mismo centro hasta que las autoridades judiciales, con intervención de la Fiscalía, acordaron ponerlo a disposición de un centro de acogida.
El Ejecutivo recuerda que los dos adultos manifestaron inicialmente ser de nacionalidad sudanesa aunque, tras entrevistarse con ellos, las autoridades consulares de Nigeria en España determinaron que eran nigerianos. Así las cosas, se les expidió el documento de viaje y el salvoconducto, por lo que la unidad familiar al completo fue repatriada a Nigeria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí