GRANADA, 28 (EUROPA PRESS)
El presidente de la Diputación de Granada, Antonio Martínez Caler, confió hoy en que la aerolínea irlandesa «Ryanair» tenga en cuenta la «buena voluntad» de las instituciones que sufragan el convenio de promoción de sus vuelos de bajo coste para que siga operando en el aeropuerto granadino pese a la deuda contraída, aunque consideró que es el momento de decidir la continuidad del acuerdo para evitar que esta situación se repita.
En declaraciones a los periodistas en la Feria de Muestras de Armilla, Caler recordó que «Ryanair» mantendrá hoy una reunión interna en Londres para decidir si continúa operando en el aeropuerto granadino y en otros del territorio español en los que mantiene convenios institucionales que sufragan el coste de la promoción de sus vuelos de bajo coste, dinero que, en el caso de Granada, es ingresado directamente a la compañía mediante tres pagos anuales de unos 400.000 euros cada uno.
El presidente de la Diputación explicó que las instituciones han abonado hasta la fecha parte del primero de los pagos, correspondiente al mes de marzo, del que restan unos 120.000 euros que serán sufragados previsiblemente hoy por la Federación Provincial de Hostelería.
Una vez que se formalice la transferencia, faltarán por abonar otros 400.000 euros correspondientes al mes de julio, mientras que el último pago del convenio está fijado para el próximo mes de noviembre.
DEUDA PUNTUAL
No obstante, para Caler esta deuda puntual «no es el verdadero problema», sino la incertidumbre que existe sobre si continuará o no vigente el convenio de promoción de los vuelos de bajo coste, al considerar que en la actualidad el acuerdo «está cogido con alfileres».
A su juicio, las instituciones y organismos económicos que sufragan el convenio deben decidir «de una vez por todas» si quieren dar un carácter más formal al acuerdo mediante «compromisos económicos cerrados» o si por el contrario es el momento de dar por finalizada la iniciativa, si bien aseguró que la institución provincial apuesta por lo primero dada la dificultad que existe para recuperar los enlaces aéreos una vez suprimidos, como es el caso de la conexión con París y Roma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí