VEGAS DEL GENIL (GRANADA), 24 (EUROPA PRESS)
Una treintena de personas se concentraron hoy a las puertas de la guardería municipal de Vegas del Genil (Granada) para mostrar su apoyo a los profesionales del centro, después de que los padres de una niña de once meses que sufrió diversas lesiones cuando se encontraba en el mismo hayan denunciado los hechos ante la Guardia Civil.
La portavoz de este colectivo, en su mayoría padres que llevan a sus hijos a esta guardería municipal, Sara Pérez, consideró en declaraciones a Europa Press que este incidente «se ha sacado de contexto» por parte de los padres denunciantes, puesto que la guardería lleva seis años funcionando sin que se haya registrado ningún incidente.
Los padres de la niña lesionada sostienen que fue agredida por los niños del centro en un descuido de sus cuidadoras, si bien el colectivo de padres considera que es «un hecho puntual y normal entre niños».
Aseguró que tanto los cuidadores de la guardería como su directora son «excelentes profesionales» que «se han quedado destrozados» tras conocer que el hecho ha sido denunciado ante la Guardia Civil, motivo por el que el resto de padres ha comenzado a recoger firmas de apoyo.
Fuentes del Instituto Armado informaron a Europa Press de que los padres de la menor agredida han incluido en su denuncia el parte de lesiones redactado por el pediatra que atendió a la niña en un centro médico y la reclamación presentada ante el Ayuntamiento de la localidad, titular del centro infantil.
Una vez que se tome declaración a todos los implicados, la Guardia Civil remitirá al juzgado que se encarga de la investigación –el de Instrucción 2 de Santa Fe– la documentación conseguida para el esclarecimiento de lo ocurrido, que tuvo lugar el pasado 15 de septiembre, primer día de la menor en la guardería.
La concejal de Bienestar Social e Igualdad de Vegas del Genil, Fabiola Luque, explicó que el día de los hechos los padres fueron a contarle lo ocurrido y, desde allí, decidieron llevar a la bebé al pediatra, que redactó un parte de lesiones en el facultativo incluyó que la bebé tenía hematomas en la frente y en la mejilla, arañazos en los párpados y señales de mordeduras en la espalda.
En el centro, explicó Luque, dos cuidadoras se encargan de un total de 23 niños, de edades comprendidas entre uno y tres años. Hasta ahora nunca había tenido ningún problema y sus instalaciones cumplen con todas las normas de seguridad. Por esta razón, desde el Ayuntamiento pretenden aclarar lo ocurrido en el menor tiempo posible, para que además no se repitan situaciones similares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí