GRANADA, 22 (EUROPA PRESS)
Los vecinos del Albaicín pidieron hoy a las administraciones que «pasen a la acción» para mejorar los problemas de este barrio declarado Patrimonio de la Humanidad, en vez de realizar «simples reuniones institucionales que, por norma general, no se traducen en medidas efectivas», una situación a la que dijeron «estar acostumbrados».
En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Asociación de Vecinos del Bajo Albaicín, Manuel Navarro, vio con buenos ojos que el Centro Unesco Andalucía haya elaborado un informe con los principales problemas que deben resolverse en el barrio y que se haya reunido con la Junta y el Ayuntamiento para hablar de ellos, si bien recordó que todos los problemas «se arrastran desde hace años y hasta la fecha no se han solucionado».
«Los vecinos somos escépticos respecto a que estas reuniones se vayan a traducir en medidas efectivas para mejorar el barrio», señaló Navarro, quien consideró que «no se trata de resolver problemas puntuales» sino de que las administraciones asuman una nueva visión del Albaicín y de su conservación.
Apostó por que se emprendan medidas globales para que, entre otros asuntos, «no se pierda la masa de vecinos que tradicionalmente ha habitado el barrio», ya que de lo contrario –opinó– se convertirá en «un parque turístico» e instó a los responsables políticos a dejar a un lado el debate sobre las competencias en favor del interés general.
En este sentido, Navarro recordó que uno de los principales motivos por los que el Albaicín obtuvo la declaración de Patrimonio de la Humanidad fue que era «un barrio con vida y habitado» y consideró que la falta de población estable propiciará su degradación.
Las declaraciones de la asociación de vecinos se producen después de que el Centro Unesco de Andalucía diera a conocer el pasado 10 de septiembre un listado con los doce principales problemas que no han sido resueltos en el barrio del Albaicín desde que en 1994 fuera declarado Patrimonio de la Humanidad. Posteriormente, se reunió con la Delegación Provincial de Cultura y el Ayuntamiento de la capital para abordar estos retos.
EL ALCALDE RECONOCE «CARENCIAS»
El alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), reconoció hoy en declaraciones a los periodistas que existen «carencias» en el barrio, si bien afirmó que «se han hecho muchas mejoras», pese a no haber recibido la segunda adjudicación de los fondos europeos Urban.
Torres Hurtado recriminó a la Junta y a la Unesco que «no movieran ni un dedo» para defender los intereses del barrio cuando se negó la citada subvención, dejando «solo» al Ayuntamiento, que –según dijo– presentó un proyecto «bueno y coherente».
«Los retos hay que moverlos en su momento», abundó el regidor granadino, quien consideró que se ha perdido una financiación importante para mejorar el barrio más antiguo de la ciudad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí