GRANADA, 20 (EUROPA PRESS)
En torno a unas 1.500 personas disfrutaron ayer del quinto Encuentro de Músicos con Aires Celtas, celebrado en la localidad granadina de Armilla y dedicado en esta edición a la música tradicional de Galicia, aunque «también hubo espacio para toques irlandeses», de la mano de más de cien músicos de entre todas las agrupaciones llegadas de diversos rincones de Europa y relacionadas, de una forma u otra, con el «mundo celta».
En este sentido, uno de los organizadores y miembro del programa radiofónico Aires Celtas, Federico Salvador, manifestó a Europa Press el «éxito» que se obtuvo en esta edición, que tuvo como padrino de honor al gaitero Carlos Núñez, que impartió una «Master Class» –una conferencia para interpretes sobre su trabajo y, además, habló de su último disco «Alborada do Brasil»–. Asimismo, participó en el mencionado evento, que se celebró en la plaza del Ayuntamiento armillense.
Por otra parte, Salvador destacó la actuación de la banda de gaitas Lume de Viqueira de Madrid, compuesta por unos 24 músicos, la «Master Class» con gaitas, violines y guitarras en diferentes aulas que se impartió por la mañana y, como anécdota, resaltó «la foto de familia» con todos los miembros de los grupos presentes en dicho encuentro, la cual constituirá el cartel de la próxima edición del sexto Encuentro de Músicos con Aires Celtas.
El encuentro estuvo organizado por la Diputación de Granada, el Ayuntamiento de la localidad y el programa radiofónico Aires Celtas, que celebró durante las actuaciones su décimo aniversario. Además, este evento se caracteriza por ser itinerante, de modo que ya ha pasado por las localidades granadinas de Alfacar, el Zaidín, La Malahá y Cúllar Vega, y que seguirá rotando por pequeños municipios de la provincia, según manifestó la diputada provincial de Cultura, Asunción Pérez Cotarelo, en rueda de prensa.
Uno de los coordinadores del evento, José Antonio Rodríguez, explicó por su parte que «todo empezó de forma espontánea como una reunión de amigos en una taberna de Alfacar, como un acercamiento personal y cultural entre músicos que ha evolucionado en poco tiempo hasta un gran escenario con artistas de distintas nacionalidades, gran afluencia de público y este año con un invitado de lujo, que es un referente, siempre abierto a ideas que amplíen las fronteras de la música».
ENTRADA ABIERTA Y GRATUITA
La entrada fue abierta y gratuita y la dinámica muy participativa: a partir de las 19,00 horas, los cien músicos –entre profesionales y aficionados– subieron al escenario uno a uno y tocaron juntos un repertorio de temas celtas y tradicionales gallegos hasta las 00,30 horas de hoy.
El gaitero Carlos Núñez, padrino del encuentro, alabó el espíritu abierto, «universal», de la ciudad de Granada y manifestó su sorpresa por la «pasión absoluta» que ponen los organizadores, algo que ya no es habitual en los tradicionales territorios celtas como Galicia o la Bretaña.
«Tengo la sensación de que cogéis el testigo de la ilusión, como ocurrió en Galicia en los años 70 y de que lleváis la pasión flamenca a la música celta», manifestó el artista durante la presentación. Núñez, que ha dedicado su carrera profesional a la búsqueda de conexiones musicales entre Galicia y otras regiones del mundo y que acaba de publicar el álbum «Alborada do Brasil», fruto de tres años de trabajo con los músicos brasileños, insistió en la idea de que «sin mezcla no hay futuro».
Además de Carlos Núñez, estuvieron presentes componentes de los grupos Al-mendroin, Ambulancia Irlandesa, Atroz, Cairdean o Supervivientes y de la Banda de Gaitas de Xinzo de Limia (Ourense), que visitaron La Alhambra y ofrecieron un pasacalles por el centro de Granada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí