GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)
La Audiencia de Granada ha absuelto a un interno del Centro Penitenciario de Albolote (Granada) que, al regreso de un permiso penitenciario, portaba escondida entre sus ropas heroína, hachís y alprazolam, en unas cantidades que el tribunal no considera suficientes para que pudieran ser destinadas al tráfico.
De hecho, según consta en la sentencia de la Sección Primera, a la que tuvo acceso Europa Press, el hombre, de 30 años, es consumidor de drogas desde los 17 años, por lo que se establece que los 2.95 gramos de heroína, los 60 comprimidos de alprazolam y los 1,49 gramos de hachís que le fueron encontrados fueron para consumo propio.
En el caso de la cocaína y del hachís las cantidades intervenidas «no exceden de los límites» establecidos para considerar que las sustancias se podrían destinar al tráfico y, en lo que respecta a las pastillas de alprazolam, la médico forense declaró en el acto del juicio oral que el acopio podría ser para un máximo de diez días, pues el consumo se puede situar en torno a los 2 a 6 gramos diarios (el acusado portaba unos 16 gramos).
«Por ello esta Sala alberga serias dudas sobre el destino final de las sustancias intervenidas, por lo que debe prevalecer la presunción de inocencia», indican los magistrados, que absuelven al procesado del delito contra la salud pública del que estaba acusado, por el que se enfrentaba a cuatro años de prisión y multa de 1.417 euros como petición fiscal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí