La media de edad de los inmigrantes está entre los 20 y los 39 años
MOTRIL (GRANADA), 10 (EUROPA PRESS)
Un estudio encargado por la Concejalía de Inmigración del Ayuntamiento de Motril (Granada) revela que el 10 por ciento de la población censada del municipio es inmigrante, con un total de 6.915 personas, siendo el grupo de los rumanos el más numeroso, con 2.736 individuos que representan el 47 por ciento del total.
La concejala de Inmigración, Teresa Morales (PP), manifestó durante la presentación del informe –realizado por la consultora «Dóminus»–, que el principal objetivo que se persigue con su realización es «facilitar el trabajo a todas las asociaciones para poder ayudar a los residentes extranjeros».
La segunda nacionalidad con más compatriotas tras la rumana es la marroquí, con 732 vecinos censados, lo que supone el 12 por ciento del total. Le siguen los argentinos (293), bolivianos (277) y colombianos (262), mientras que también residen en el municipio las personas procedentes de Rusia (217), Ecuador (151), Reino Unido (133), Francia (101), Alemania (81), Bulgaria (77) y China (77).
El informe destaca que los ciudadanos de los «países ricos europeos» que viven en Motril están fuera del ámbito de la población activa, por lo que se entiende que tiene su residencia habitual «como descanso o veraneo no para trabajar».
La media de edad de los inmigrantes que viven en Motril está entre los 20 y los 39 años, mientras que los oriundos de Reino Unido, Francia o Alemania tienen entre 60 y 79 años.
Con este informe se pretendía analizar era «el nivel de integración de la población inmigrante en la localidad» para detectar variaciones y el nivel de integración entre las personas de la misma nacionalidad.
El segundo objetivo era estudiar los recursos colectivos de asociaciones de inmigrantes. Además el informe analiza la población autóctona atendiendo «especialmente el aspecto socio laboral» y considera las características sociodemográficas de la población inmigrante.
Un portavoz de «Dóminus», Mar Ruiz, manifestó que se han mantenido reuniones con los distintos colectivos de inmigrantes de Motril y las asociaciones que trabajan con ellos como Cáritas, Motril Acoge o Cruz Roja, entre otros, que mostraron su predisposición para colaborar en el estudio.
Ruiz destacó que el principal motivo por el que una persona decide emigrar es «buscar un futuro mejor para su familia». Otro de los factores que anima a los inmigrantes a acudir a Motril es la facilidad del idioma, «el desarrollo económico registrado en los últimos años» y los lazos que se mantienen con Iberoamérica.
Durante los últimos años se está igualando el número de hombres y mujeres inmigrantes, aunque tradicionalmente «la mayoría de los contratados eran hombres». El informe destaca que los inmigrantes suelen trabajar en puestos «no cualificados, por lo que aumenta la precariedad laboral».
En cuanto a los estudios, los ciudadanos de países de la Europa del Este o Argentina cuentan con estudios superiores, los sudamericanos con un nivel medio y la población marroquí suele carecer de estudios. Los hombres trabajan en la construcción, industria y comercio, mientras que las mujeres suelen estar empleadas en el servicio doméstico o la agricultura.
Entre 2004 y 2008 el número de inmigrantes censados en Motril se dobló, pasando de 3.052 a 5.898 personas. El perfil medio del desempleado en Motril es un hombre que tiene entre 25 y 44 años, con estudios básicos, que ha trabajado en la construcción y ahora busca trabajo en el mismo sector, restauración o comercio. Los ciudadanos rusos sí ocupan puestos cualificados.
La ocupación laboral varía dependiendo de la nacionalidad. En el sector servicios están ocupados los ciudadanos de países europeos, los inmigrantes iberoamericanos encuentran trabajo en el servicio doméstico y la hostelería. Los rumanos suelen trabajar en la construcción mientras que los marroquíes están empleados en la agricultura y en la pesca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí