GRANADA, 10 (EUROPA PRESS)
La Fiscalía de Granada considera que la muerte de una recién nacida en diciembre de 2007 en el Hospital Materno-Infantil de Granada tras inyectarle alimento en vena, un error similar al que sufrió en Madrid el bebé Rayán, podría ser constitutivo de delito o falta de homicidio causado por imprudencia.
La fiscal encargada del caso que fue denunciado el pasado 28 de julio por el Defensor del Paciente, que recibió el relato de la madre de la niña fallecida tras conocer lo que había sucedido con el hijo de la primera víctima de gripe A en España, precisa que los hechos podrían integrar esta calificación jurídica pero «sin perjuicio» de otra «ulterior y más depurada».
En ese sentido, el Ministerio Público ha pedido al centro sanitario, perteneciente el complejo sanitario Virgen de las Nieves, que le remita un informe sobre los hechos denunciados y que determine las personas que el día del nacimiento de la niña se encontraban de servicio y los profesionales que la asistieron, diligencias que constan en el decreto fiscal de fecha 20 de agosto de 2009, facilitado a Europa Press.
La investigación se abrió en la Fiscalía Provincial después de que la Superior remitiera las diligencias incoadas por la muerte de la niña, al entender que el caso competía territorialmente a la de Granada y que no existían aforados en la causa.
En la carta que la madre de la recién nacida remitió al Defensor, ésta explicaba que en diciembre de 2007 dio a luz a una niña que nació con 37 semanas de gestación «aparentemente normal». Sin embargo, a las dos horas de su nacimiento, en el hospital detectaron que la recién nacida tenía un problema de asimilación de glucosa, por lo que la llevaron a Cuidados Intensivos, para controlar sus niveles de azúcar.
Estando allí, según la progenitora, «cometieron el error de introducirle alimento en vena» –el mismo que con el bebé Rayán– y, 23 horas después de haber nacido, la niña falleció por parada cardiorrespiratoria. El hospital comunicó a los padres en un principio el error, pero indicando que no había sido la razón de la muerte.
«Una vez que tuvimos todos los resultados de la autopsia lo pusimos en conocimiento de un abogado para quedarnos tranquilos y según su gabinete la respuesta fue la misma. Pero siempre te queda la duda, y ahora nos saltan más dudas viendo los casos en televisión y haciéndonos creer que son errores puntuales, pues no, han sucedido mas veces», señala la madre, que pregunta al Defensor del Paciente si, transcurridos casi dos años, se puede hacer aún algo.
El Hospital ya manifestó cuando la Fiscalía comenzó la investigación que se pondría a disposición de ésta, mientras que la Consejería de Salud recordó el pasado 11 de agosto que el Materno ya explicó en 2007 lo que ocurrió y que la familia desechó la puesta en marcha de cualquier reclamación judicial.
La titular del departamento, María Jesús Montero, explicó que el hospital realizó una autopsia clínica a la pequeña, que reveló que no hubo ningún tipo de fallo médico. Del mismo modo, destacó que el informe con las conclusiones de dicha actuación fue entregado a la familia, que tras consultar con sus abogados, «decidió no hacer nada».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí