El acusado niega haber forzado a su ex cuñada y alega que mantenía relaciones consentidas con ella desde hacía meses
GRANADA, 7 (EUROPA PRESS)
La Audiencia de Granada acogió hoy el juicio contra un hombre, de iniciales A.J.R.S., acusado de violar a la ex mujer de su hermano en el domicilio de ésta, en el municipio de Albolote (Granada), hechos por los que se enfrenta a una petición fiscal de seis años de prisión, pena que la acusación particular eleva hasta los doce.
Según el relato de la víctima, su supuesto agresor se personó en su casa el pasado 11 de enero de 2007, cerca de las 15,00 horas, cuando éste, después de llamar en reiteradas ocasiones a la puerta, consiguió entrar empujando a la mujer. Fue entonces cuando el procesado la llevó hasta uno de los dormitorios de la vivienda, donde la amenazó con una navaja y agredió sexualmente, a pesar de su negativa.
El inculpado defendió hoy su inocencia ante el tribunal y negó haber forzado a su ex cuñada, puesto que ambos mantenían relaciones sexuales consentidas desde el verano de 2006. El hombre, trabajador de la construcción, fue el día de los hechos a la casa de su ex cuñada como otras veces y, después de que ésta le abriera la puerta, mantuvieron relaciones. Ambos salieron después juntos de la vivienda, dirigiéndose él a su trabajo y ella a recoger a sus hijas del colegio, según aseguró A.J.R.S. Asimismo, una vecina de la mujer, que declaró hoy como testigo, aseguró que ese día no oyó gritos de auxilio y que vio a su vecina salir de su casa junto con el presunto agresor «hablando normalmente».
La ex cuñada ofreció sin embargo una versión totalmente opuesta a la del denunciado, que, según dijo, la «acosaba» a menudo yendo a su casa. El 11 de enero de 2007 ella abrió la puerta cuando creía que él ya se había marchado, si bien descubrió que su presunto agresor se había escondido para no ser visto, momento que éste aprovechó para introducirse en su casa, en la que le amenazó con matarla si no se «abría de piernas». Visiblemente nerviosa, la mujer explicó a la Sala que la situación fue para ella «de vida o muerte», por la que pasó «tanto miedo» que posteriormente decidió mudarse a la casa de sus padres y no volver al que había sido escenario de la supuesta violación.
Las médicos forenses que la exploraron tras la denuncia de los hechos comprobaron que la mujer presentaba unas erosiones que pueden ser compatibles con una relación sexual, «que no tiene por qué ser violenta» y, tras el análisis de los restos biológicos en la supuesta víctima, concluyeron que éstos correspondían al ADN del acusado.
También las psicólogas que analizaron su estado señalaron hoy que ésta presenta un cuadro ansioso-depresivo de intensidad leve y un ligero deterioro de la autoestima, que en principio pueden ser compatibles con la situación que había descrito.
En su informe, el Ministerio Público, que solicita además de la pena de cárcel el pago de una indemnización de 12.000 euros para la víctima, sostuvo que las pruebas practicadas han acreditado que el acusado entró en la vivienda y forzó a su ex cuñada para mantener una relación sexual, que sí se produjo, según determinó el informe de restos biológicos.
La acusación particular, que pide 30.000 euros en concepto de responsabilidad civil, incidió además en que existen pruebas objetivas, como los informes psicológicos o médicos, de que la agresión se produjo, pero también subjetivas, como la declaración de la propia víctima, «que ha mantenido a lo largo de todo el proceso sin contradicciones ni fisuras».
Por su parte, la defensa, que pidió la libre absolución del inculpado, destacó que el relato de la víctima carece «de sentido común y está fuera de toda lógica», puesto que la vecina pudo verlos salir juntos de la vivienda. Así, la letrada mantuvo que las relaciones fueron consentidas y que, puesto que no existe prueba determinante que destruya la presunción de inocencia de su patrocinado, habrá de aplicarse el principio jurídico de «in dubio pro reo», por el que en caso de duda se favorecerá al imputado.
El juicio, al que acudieron los familiares tanto de la víctima como del acusado, ha quedado hoy visto para sentencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí