GRANADA, 04 (EUROPA PRESS)
El Ayuntamiento de Granada está analizando los recursos sanitarios que existen en las instalaciones deportivas municipales a fin de introducir mejoras, aunque advirtió hoy de que no sólo se centrarán en la instalación de desfibriladores como ha solicitado el grupo municipal socialista a raíz de la muerte esta semana de un joven de 30 años que jugaba al fútbol en el polideportivo de Bola de Oro.
Preguntado por los periodistas sobre este asunto, el portavoz del equipo de gobierno local, Juan Antonio Mérida (PP), opinó que un desfibrilador «no es un elemento esencial» para salvar la vida de una persona, o al menos –dijo– no en el caso de personas que –como el citado joven– sufren una cardiopatía hipertrófica.
A su juicio, no tiene sentido instalar desfibriladores en todos los centros en los que se producen grandes concentraciones de personas, como centros deportivos, educativos o de ocio, porque sería como «crear mini centros de salud.
«No se puede vender la idea de que tener un desfibrilador es la solución definitiva para este tipo de sucesos», advirtió Mérida, quien opinó además que si esta circunstancia fuera cierta la Ley obligaría a su instalación en todos los centros deportivos.
Informó de que en la actualidad existen desfibriladores en la piscina de Arabial y las instalaciones deportivas de Núñez Blanca, La Chana y Los Cármenes, entre otras, si bien insistió en que estos aparatos «no son esenciales», por lo que las posibles mejoras sanitarias en los centros deportivos no estarán centradas en su instalación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí