GRANADA, 25 (EUROPA PRESS)
Un total de 25 piscinas públicas y de uso colectivo del Distinto Sanitario Metropolitano de Granada, entre las que se encuentran aquellas a las que acceden las comunidades de vecinos de más de 20 viviendas, de los restaurantes o los hoteles, presentaron este verano deficiencias sanitarias, aunque de carácter leve.
Según los datos facilitados a Europa Press por la Delegación Provincial de Salud, el Distrito Metropolitano abarca 76 municipios en los que existen hasta 297 piscinas. El 63 por ciento de ellas (187) son de urbanizaciones y/o apartamentos, seguidas de las públicas (42), las de hoteles y alojamientos (40), sociedades y clubs (6), campamentos de turismo (6), restaurantes y ventas (3), parques acuáticos (1) y otros (9, la mayoría gimnasios).
Por municipios, el mayor número de piscinas se contabiliza en Las Gabias (33), la mayoría de urbanizaciones. Le siguen en el ranking Ogíjares con 25, Cenes de la Vega con 23, La Zubia con 19 y Albolote con 16, Alhendín (13), Monachil (13), Armilla (12), Atarfe (10), Maracena (10), Loja (10), Gójar (8), Cájar (7) y Huétor Vega (7).
Hasta la fecha, 25 piscinas de las mencionadas presentaron deficiencias leves, lo que significa un 8,4 por ciento del total, deficiencias que fueron subsanadas en breve espacio de tiempo a instancias de la inspección efectuada por la Consejería de Salud.
Las principales deficiencias detectadas han sido, entre otras, el incorrecto estado higiénico sanitario de aseos y vestuario; suciedad en la superficie del vaso; ausencia de indicación de aforo; incorrectos sistemas de medición de agua depurada y renovada; o pendientes del fondo mal señalizadas.
Las sanciones leves, según las fuentes consultadas, pueden ir acompañadas de sanciones económicas que pueden llegar a alcanzar los 3.015 euros, mientras que las graves pueden superar los 15.000 euros.
Con el apoyo legal del Decreto 23/1999, por el que se aprueba el Reglamento Sanitario de las Piscinas de Uso Colectivo, la Consejería de Salud lleva a cabo anualmente el «Programa de vigilancia y control» de estas instalaciones que se enmarca dentro del «Programa de Salud y Verano».
A principios de año el Distrito Sanitario Metropolitano informa a los ayuntamientos de que antes de la apertura de las piscinas nuevas o las ya existentes se tiene que conceder el correspondiente informe sanitario. Todas las piscinas que lleven más de seis meses cerradas y las de nueva construcción tienen que solicitar informe de reapertura, un documento que es vinculante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí