GRANADA, 21 (EUROPA PRESS)
Siete de los 35 inmigrantes que fueron rescatados de una patera que viajaba de madrugada a la deriva a 40 millas de Motril (Granada) tuvieron que ser hospitalizados a su llegada a puerto con síntomas de deshidratación e hipotermia, si bien cinco de ellos ya han sido dados de alta, según informaron a Europa Press fuentes del Instituto Armado y la Delegación de Salud.
De esa manera, sólo quedan en el Hospital Santa Ana de Motril, adonde fueron trasladados, dos jóvenes de 21 años. Uno de ellos está a la espera de recibir el alta en cuanto se recupere de la deshidratación y el segundo padece tos crónica, por lo que se le están practicando diversas pruebas.
Fue un pesquero el que dio ayer aviso a Salvamento Marítimo, sobre las 20,30 horas, de que al sur de Motril había una patera a la deriva. La embarcación, con 24 hombres y 11 mujeres de origen subsahariano a bordo, fue interceptada a las 21,50 horas y llegó al puerto de Motril sobre las 2,00 horas, si bien antes, a las 00,40, llegó la Guardia Civil con tres de los inmigrantes, que estaban inconscientes. Fue en ese momento cuando la Cruz Roja trasladó a estas tres personas y, posteriormente, hizo lo propio con otras cuatro.
Ésta se trata de la segunda patera que llega a las costas granadinas en menos de 48 horas. En la primera del mes de agosto viajaban 23 mujeres, una de ellas embarazada, 14 hombres, y cuatro niños de entre 3 y 5 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí