GRANADA, 17 (EUROPA PRESS)
El portavoz del grupo popular en la Diputación de Granada, José Antonio Robles, replicó hoy al presidente de la institución, Antonio Martínez Caler, que los ayuntamientos socialistas de la provincia son los mayores «morosos» que tiene el Consorcio Resur, y criticó a «insultante» manipulación de las cifras que hace el dirigente socialista «al evidenciar únicamente la deuda de los consistorios de Granada y Motril».
«Hay ayuntamientos de la provincia gobernados por el PSOE que, en relación con su número de habitantes, adeudan cantidades mucho más significativas», indicó Robles a través de un comunicado, en el que puso como ejemplos a municipios como Atarfe, que con 1.284.792″35 euros pendientes adeuda 86″79 euros por habitante; Armilla, que debe 600.986″31 euros, por lo que adeuda 28,08 euros por persona; o Íllora, que debe 424.794″79 euros, 40,84 euros por habitante. Frente a esto, «el Ayuntamiento de Granada, con una población de 236.988 habitantes, solo debe 27″01 euros por habitante», aseguró.
Además de estos pueblos, José Antonio Robles destacó la situación de Vélez de Benaudalla, que tiene como regidora a Pilar Péramos, diputada delegada de Medio Ambiente y vicepresidencia del Consorcio Resur «y debe a la misma empresa que preside la friolera de 156.442,21 euros, con una deuda de 52,49 euros por habitante, que dobla a la ciudad de Granada, cuando el número de habitantes no llega ni al 30 por ciento del de la capital». «¿Le explicará Caler a esta alcaldesa cómo debe gestionar la ayuda que ha presentado para pagar a la empresa de la que forma parte?», se preguntó el «popular».
Robles expresó sin embargo el «deseo» del PP de que la iniciativa de poner en marcha un convenio para facilitar el pago a Resur presentada por Martínez Caler disuelva las deudas que mantienen los ayuntamientos con el consorcio, «tanto del PP como del PSOE» y permita acabar con la «discriminación» hacia el resto de ayuntamientos «que sí pagan escrupulosamente sus recibos».
Por otro lado, el portavoz de los «populares» en la Diputación provincial se refirió además al proceso de ampliación y mejora de la planta de residuos de Alhendín, mostrándose sorprendido por el cambio de fecha. Según apuntó, se trata de un proyecto para el que la consejera de medio ambiente, en una visita a Granada, dio como fecha de inicio el primer semestre de este año, «y ahora Martínez Caler lo ha retrasado a 2010».
«Sería una satisfacción para la ciudadanía y para el Partido Popular que al menos en una ocasión el PSOE cumpliera una de las fechas que prometen», apuntó Robles, quien consideró que «este nuevo retraso socialista supondrá desaprovechar muchos meses durante los que se podría multiplicar el reciclaje en la provincia.» «Si el PSOE quiere liderar el proyecto medioambiental que comience cumpliendo fechas y siendo consecuente con los compromisos que adquiere con los granadinos, aunque sea por una vez», finalizó José Antonio Robles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí