GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)
El grupo municipal socialista de Granada en una visita realizada la pasada semana al Parque del Cuarto Real de Santo Domingo, a instancias de un grupo de vecinos de la zona, constató el estado de «semioscuridad» en que se encuentra el parque, donde algunas zonas, caída la noche, se encuentran totalmente a oscuras.
En una nota, el concejal del PSOE, Isidro Olgoso, apuntó que se da la circunstancia de que algunos usuarios del parque tienen que llevarse linternas para disfrutar de este espacio público en las noches de verano.
El socialista apuntó que el parque fue concebido con poca luz para hacer del entorno un lugar recogido y con poca contaminación lumínica. Sin embargo, destacó que «el deficiente mantenimiento de los puntos de luz han llevado al traste con esta perspectiva», siendo en la actualidad un lugar «inhóspito por su inexistente luz en algunas zonas», sobre todo, las más alejadas de la calle Seco de Lucena que con sus farolas aportan alguna iluminación extra al parque.
En esta línea, Olgoso relató que los vecinos se quejan de que es peligroso recorrer de noche el espacio público ante la inseguridad y miedo que produce tanta oscuridad. «Este parque, que ha sufrido cinco incendios en los últimos años y que es lugar de reunión de pandillas con actividades incívicas, no es el punto de encuentro más idílico para los vecinos del Realejo que demandan presencia policial», añadió.
El edil aseguró que los vecinos se quejan de la falta de mantenimiento del recinto, dado que «los bancos de madera, totalmente abandonados, desprenden resina lo que obliga a los usuarios a llevarse sus propias sillas de casa», apuntó.
Olgoso pidió al alcalde, José Torres Hurtado (PP), que repare los numerosos puntos de luz que no funcionan y que se instale una iluminación que ponga fin a esta situación. Una cosa es «un ambiente bucólico o romántico y otra oscuridad, miedo e inseguridad que es lo que sucede en el Cuarto Real de Santo Domingo».
Los vecinos también mostraron su malestar sobre el horario de cierre del espacio, que estiman, ahora en verano, debería de ampliarse hasta la media noche «ya que muchos vecinos lo utilizan para mitigar el efecto de las altas temperaturas».
Por último, Olgoso se hizo eco de la falta de limpieza de algunas calles aledañas al parque. En concreto, se refirió al hecho de que desde el día 25 de julio las calles Cuesta del Pescado y Cuarto Real no fueran limpiadas lo que «ha generado graves olores a orines y suciedad acumulada».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí