GRANADA, 14 (EUROPA PRESS)
El PSOE de Granada defendió hoy la legalidad en el procedimiento administrativo de las obras de la A-7 y aseguró que se no ha producido ningún tipo de «desajuste» en la adjudicación de los sistemas de seguridad de los túneles en el tramo La Herradura-Taramay, inaugurado a finales de julio por el ministro de Fomento, José Blanco. La senadora socialista María Escudero respondió así a las acusaciones del PP sobre posibles irregularidades en el proceso, atribuyendo sus críticas a una «pataleta».
En rueda de prensa, Escudero consideró además que el asunto «es de escasísimo interés para los ciudadanos» a los que les importa «que el tramo esté abierto». De esta manera señaló que el que se publique en un Boletín del Estado la adjudicación en fechas posteriores a la inauguración del tramo es una cuestión «meramente procedimental».
«Yo les pediría al PP que fueran serios, que arrimaran el hombro para que los ciudadanos puedan disfrutar lo antes posible del resto de los tramos», indicó la senadora, quien recomendó a los «populares» acudir a una juzgado si tienen que hacer alguna reclamación.
Según explicó hoy en rueda de prensa la diputada nacional del PP Concha de Santa Ana, el anuncio apareció el pasado 12 de agosto en el Boletín Oficial del Estado (BOE), en el que consta que los trabajos, concretamente el control y el equipamiento de los túneles de Cantalobos, Calaceite y El Gato, se adjudicaron el 24 de julio a una UTE, cuando fue el 28 de julio cuando el ministro de Fomento, José Blanco, inauguró el tramo La Herradura-Taramay.
Así, el PP ha pedido hoy en el Congreso de los Diputados un informe del expediente completo del tramo en cuestión de la A-7, para conocer cómo se llevó a cabo el proceso, que dejó la obra, a juicio de De Santa Ana «en tierra de nadie».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí