GRANADA, 11 (EUROPA PRESS)
El Defensor del Paciente ha remitido una carta a la consejera de Salud, María Jesús Montero, en la que le insta a subsanar «deficiencias» en los servicios pediátricos y neonatales del Hospital Clínico de Granada ante el «grave riesgo» que pueden suponer para los niños ingresados.
En la carta, a la que tuvo acceso Europa Press, la presidenta de la asociación, Carmen Flores, indica que falta, al menos, un médico más por las mañanas para garantizar la correcta asistencia de los niños hospitalizados. «Parece ser que hace año y medio el tercer médico de plantilla se fue y desde entonces es sustituido cada día por distintas personas y en ocasiones, si no es posible, por nadie», señala.
Asimismo, según los datos que maneja el Defensor, las guardias en la unidad, ante la falta de pediatras, «son cubiertas por pediatras de equipos de atención primaria, o sea poco capacitados, y esto es reconocido por el propio Servicio Andaluz de Salud», de manera que «a las personas que cubren las guardias no se les exige ninguna formación en técnicas propias de los cuidados intensivos», lo que ocasiona «problemas importantes relacionados con la seguridad del niño (los más enfermos)».
En ese sentido, el Defensor, que afirma que las «deficiencias» son conocidas por la Gerencia y la Dirección Médica en el hospital, insta a que se tomen las «medidas necesarias», porque, una vez expuestas las carencias, «no hay excusa de desconocimiento». «Esperamos que no asuman una responsabilidad como la que sería que un niño muriera o sufriera secuelas graves derivadas de estas deficiencias», concluye Flores en la misiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí