GRANADA, 3 (EUROPA PRESS)
El presidente de la Diputación de Granada, Antonio Martínez Caler, no se atrevió hoy a aventurar una fecha para la apertura de la fosa en la que supuestamente yacen los restos del poeta Federico García Lorca, los del maestro republicano Dióscoro Galindo y los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Arcollas y dijo querer evitar «entrar en polémica», concediendo el mismo «respeto» a la decisión de los familiares que quieren exhumar a sus ascendientes, asesinados en agosto de 1936, y a los contrarios al proceso.
En declaraciones a los periodistas, Martínez Caler volvió a insistir en que la institución provincial se limitará a cumplir la Ley de Memoria Histórica, como propietaria de los terrenos en los que supuestamente se encuentra la fosa común. «Ahí empieza y acaba nuestro papel», señaló el presidente, que incidió en que la Diputación «no será una impedimento» en la solicitud que realizó la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica (AGRMH).
Hasta ahora, según explicó, la Consejería de Justicia, que vaticinó recientemente el comienzo de la excavación para otoño, está promoviendo un convenio en el que participa, además de la Administración andaluza, la Diputación, la AGRMH y el Ayuntamiento de Alfacar, término municipal en el que los historiadores han ubicado la fosa. «Cuando lo firmemos estaremos en condiciones de hacer lo que en el convenio se refleje», manifestó.
La consejera de Justicia y Administraciones Públicas de la Junta de Andalucía, Begoña Álvarez, anunció el pasado 17 de julio en Granada que su departamento ya cuenta con los permisos de la Diputación y el Ayuntamiento de Alfacar para excavar previsiblemente en otoño la fosa. Según indicó entonces, los primeros contactos que mantuvo la Consejería tras decidir proceder a la apertura fueron con la institución provincial y el Ayuntamiento, «que han prestado su entera colaboración» y ya han entregado los permisos.
Preguntada por la imposibilidad científica de analizar los restos del maestro y los dos banderilleros sin hacer lo propio con los de Lorca, aseguró que «tanto la ley como la ciencia apuntan que puede hacerse», de modo que se podrán compatibilizar los deseos de la familia Lorca –contraria al proceso de exhumación– con los de los familiares de Galindo y Galadí –los restos de Arcollas no han sido reclamados–.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí