GRANADA, 28 (EUROPA PRESS)
La comisión de seguimiento del Plan de Ordenación Territorial de la Aglomeración Urbana de Granada (Potaug) ha decidido esta tarde iniciar la revisión de este documento en el marco de una reunión presidida por el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, quien anunció que en septiembre se iniciarán los trabajos técnicos para esta adaptación.
Espadas explicó hoy en rueda de prensa que entre los asuntos analizados por los miembros de la comisión se encuentra la ampliación de 32 a 50 del número de municipios que conforman el área metropolitana, atendiendo para ello a criterios de población, flujos de movilidad y vivienda.
«Entre los datos que apoyan esta ampliación están las relaciones laborales y de vivienda de la capital con otros municipios, o que el 70 por ciento de los vecinos del cinturón no trabaja en su municipio de residencia», detalló el consejero.
Aunque el número final de municipios se determinará en consenso con todos los municipios, Espadas anunció que entre los 18 pueblos que podrían formar parte de esta segunda área metropolitana se encuentran Cogollos Vega, Chimeneas, Dúdar, Dúrcal, Escúzar, Deifontes, Gúéjar Sierra, Moclín, Nívar, Padul o Beas de Guadix, entre otros.
La Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio ha presentado a los alcaldes del área metropolitana un análisis inicial y a rasgos generales del Potaug para palpar las necesidades reales de cambios en el plan y conocer la transformación que han vivido los 32 municipios durante esta década.
Entre los datos expuestos a la comisión, destaca el incremento de población del área metropolitana, que ha pasado de los 445.000 habitantes de 2002 a superar los 500.000 el pasado año.
La comisión ha conocido el actual mapa de los municipios y las relaciones supramunicipales de la periferia granadina marcados por el trabajo, la vivienda y el tráfico. Destaca el crecimiento de población de la periferia y la pérdida de habitantes de la capital, la constante actividad urbanística de los municipios y las necesidades de crecimiento planteadas por los ayuntamientos. La mitad de las localidades del área metropolitana han revisado o formulado su planeamiento urbanístico desde que aprobó el Potaug.
PROTEGER LA VEGA
Uno de los ejes centrales del Potaug consiste en proteger la Vega de Granada, limitando así el crecimiento de algunos municipios colindantes. La Consejería de Vivienda ha apostado por un plan que «sea más moderno, funcional, que vele por mantener y proteger zonas de valor ambiental y ofrezca soluciones a los ayuntamientos con nuevos modelos de ciudad más sostenibles y concentrados».
Así, Espadas ha adelantado en la comisión de seguimiento del plan que su departamento ya trabaja en las directrices del Plan Especial de la Vega, un documento ideado para proteger las zonas con mayor valor ambiental de Granada y su periferia para mantenerlas y recuperar los espacios degradados. Así, en el mes de septiembre se publicarán las bases para contratar la redacción del Plan Especial, que comenzará a hacerse antes de que finalice este año.
La Junta apuesta así por «blindar» la Vega y conservarla para impedir construcciones que la deterioren, recuperar las zonas que se hayan degradado con el paso del tiempo y apostar por el uso público de las zonas verdes, un modelo de actuación que se desarrollará con el Parque del Milenio, previsto también para la Vega Sur de Granada.
El informe de la comisión del Potaug servirá ahora para, a través de una revisión futura del Plan, eliminar o desechar las bases que hayan quedado anticuadas, mantener las directrices que funcionen conforme a los objetivos del Potaug y actualizar y modificar los puntos necesarios para adaptarse a la realidad actual y futura de los municipios afectados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí