GRANADA, 27 (EUROPA PRESS)
El consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, Juan Espadas, se reunirá mañana por la tarde con los alcaldes del área metropolitana para iniciar la revisión del Plan de Ordenación Territorial de la Aglomeración Urbana de Granada (Potaug) y la conveniencia de adaptarlo a las necesidades actuales de estos 32 municipios.
La Junta de Andalucía aprobó el Potaug en octubre del año 2000 con el objetivo de regular el crecimiento de los municipios que conforman este plan subregional, ordenar sus áreas de oportunidad y facilitar la correcta vertebración de la comunicación entre sus municipios. Nueve años después, la comisión de seguimiento del plan estudiará los cambios fundamentales que han sufrido los municipios del Potaug para iniciar la futura revisión del plan.
La Consejería de Vivienda ha analizado las principales variables demográficas, socioeconómicas y de la evolución del planeamiento urbanístico de los municipios de la periferia granadina para poder adaptar las líneas generales del Potaug a las necesidades actuales de las localidades incluidas en este planeamiento.
Desde 2002 hasta diciembre de 2008, la población de la capital y su área metropolitana ha pasado de tener 445.361 habitantes a superar los 500.000.
Variables como éstas servirán para abordar la posible ampliación del número de municipios que formen parte del Potaug, estableciendo una segunda corona de pueblos más alejada de la capital que se relaciona con Granada por cuestiones laborales y residenciales y marcar nuevas líneas de comunicación, tanto en infraestructuras como en transporte público.
La comisión de seguimiento del Potaug incidirá además en las figuras de protección de la Vega, incluyendo instrumentos de protección de todas las hectáreas con un valor ambiental del área metropolitana para articular sus usos y diseñar un futuro sostenible para la zona.
La Consejería de Vivienda ultima un plan de especial protección para la Vega que se enmarcará en las directrices del Potaug para garantizar la protección de estos espacios y apostar por un uso público de algunas de sus zonas, acondicionando espacios verdes.
Además, la futura revisión del Plan servirá para determinar un crecimiento sostenible de los municipios, un urbanismo adecuado a las necesidades de cada localidad y las zonas de oportunidad, de producción agraria o residenciales que necesita la periferia granadina, siempre con una visión supramunicipal del planeamiento urbanístico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí