La Guardia Civil sigue buscando al presunto autor de los disparos, un hombre de 49 años «plenamente identificado»
GRANADA, 24 (EUROPA PRESS)
Las dos personas, un hombre de 62 años y su hija de 22, que resultaron ayer heridas de gravedad tras recibir varios disparos en plena calle en la localidad de Moraleda de Zafayona (Granada) permanecen ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos de los hospitales de Traumatología y San Cecilio de la capital, después de que ayer fueran sometidos a dos intervenciones quirúrgicas y de que ella perdiera el bebé que estaba gestando.
El hombre se encuentra en estado muy grave y con ventilación mecánica, a causa de los cuatro balazos que recibió ayer –dos en la zona abdominal, una en un miembro inferior y otra en el brazo– que le han dañado una arteria y han obligado a los facultativos a extirparle el bazo, según informaron a Europa Press fuentes de la Delegación Provincial de Salud.
Los facultativos permanecerán todo la mañana «muy pendientes de su evolución», ya que su estado es crítico, motivo por el que también está sedado.
Su hija continúa en estado grave e intubada, después de perder a su bebé a causa de los disparos que recibió en el torso.
En el suceso, que se registró en la mañana de ayer en la calle Cruz del municipio, también resultó herida leve una mujer de 59 años –esposa y madre, respectivamente, de las dos víctimas– que recibió ayer el alta médica.
Por su parte, agentes de la Guardia Civil continúan buscando hoy al presunto autor de los disparos, un hombre de 49 años que está «plenamente identificado», según informaron a Europa Press fuentes del Instituto Armado.
El suceso se produjo a raíz del enfrentamiento que tuvieron dos familias de etnia gitana –la de las víctimas y la del presunto agresor– en la madrugada del pasado jueves y que se saldó con un hombre detenido acusado de un delito de amenazas y desobediencia a la autoridad. Esta persona es familiar de los heridos que se encuentran en estado grave.
No obstante, sobre las 8,15 horas de ayer el hermano de uno de los jóvenes que participaron en la pelea–el que supuestamente recibió amenazas por parte del detenido– fue a buscar a los miembros de la otra familia y «vació su cargador» sobre tres de ellos y posteriormente se dio a la fuga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí