GRANADA, 6 (EUROPA PRESS)
El PSOE de Granada anunció hoy que denunciará ante los tribunales al alcalde de Motril, Carlos Rojas (PP), por el supuesto favoritismo que ha existido en la contratación de personal en la empresa municipal de limpieza Limdeco que «acumula una deuda de un millón de euros».
El anuncio de los socialistas se produce a raíz de una sentencia dictada por el Juzgado de lo Social de Motril, que «desvela que Rojas presionó a mandos intermedios de la empresa para que emitieran informes falsos» que favorecieran la colocación de las personas deseadas, según detalló a través de una nota de prensa el vicesecretario general del PSOE de Granada, Juan Manuel Fernández.
Aseguró que las conclusiones del juez en la citada sentencia son «demoledoras», al apreciar «indicios evidentes de la manipulación que efectuó el equipo de gobierno en la bolsa de trabajo de la empresa pública para favorecer a los suyos».
En concreto, el juez considera «inadmisible e incluso indignante que se burle de forma burda los mecanismos de transparencia de acceso a la empresa para adaptar el resultado de las pruebas a la voluntad política que permita contratar a aquellos trabajadores que gozan de una mayor simpatía de los dirigentes de la empresa». «Para justificar esta ignominiosa conducta –sostiene el juez–, se presionó a los mandos intermedios de la empresa y se les obligó a emitir informes falsos».
Fernández recriminó a Rojas –abogado y representante de la Comisión de Justicia en el Parlamento andaluz– que «se intente burlar tan descaradamente de la justicia» y le acusó de ejercer una política de escaparate y de estar más preocupado por su imagen que por solucionar los problemas de sus ciudadanos, «un comportamiento de fachada y sepulcro blanqueado», añadió.
Por su parte, el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Motril, Manuel García Albarral, lamentó la «nefasta gestión» de los fondos públicos que ha hecho el PP en Limdeco, al asegurar que la ha llevado a la quiebra como demuestra «el más de un millón de euros de déficit que arrastra la empresa pública» en la actualidad.
«Sin embargo, y a pesar de este agujero en las cuentas de la empresa de limpieza, el alcalde continúa gravando estrepitosamente a los ciudadanos con continuas subidas de impuestos, que en el caso de la tasa de basura se ha incrementado hasta en un 40 por ciento», criticó el socialista.
García Albarral aseguró que el alcalde «no ha asumido su responsabilidad» en los requerimientos de reuniones del comité de empresa y que su actitud ha sido «quitarse de en medio y amenazar a los trabajadores de que en un tiempo breve podrían no transferirles las cantidades económicas».
El PSOE manifestó además su sospecha de que el alcalde, «después de haber descapitalizado la empresa», planee privatizarla y otorgar la concesión del servicio a alguna empresa ligada al PP.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí