GRANADA, 23 (EUROPA PRESS)
Casi el 30 por ciento de los reclusos que han participado en el Programa de Formación Profesional para la Población Reclusa en Granada, impulsado por el Ministerio de Interior, el Instituto Municipal de Formación y Empleo (IMFE) y la Fundación La Caixa, encontraron un trabajo tras finalizar su condena.
Así lo informó hoy a los periodistas el alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), durante una visita a las instalaciones del IMFE en la zona Norte de la capital, donde un total de 15 presos –ocho mujeres y siete hombres– del Centro Penitenciario de Albolote (Granada) participan en el curso de Operaciones Básicas de Cocina, que comenzó en abril y finalizará en agosto.
La puesta en marcha de este curso obedece al convenio de colaboración firmado en su día entre la Dirección General de Instituciones Penitenciarias, el Ayuntamiento de la capital y la Fundación La Caixa, que concedió a la entidad local un préstamo a fondo perdido de 43.000 euros para financiarlo.
El director de la prisión de la Albolote, Nahum Álvarez, destacó la importancia de este curso de formación, en cuanto que permite a los reclusos «ganar horas de libertad» –es el único que realizan fuera de la cárcel– y prepararse para realizar una labor en la que pueden encontrar trabajo.
Para Torres Hurtado es «el curso más importante que se realiza en estos momentos en la capital en materia de inserción social» y en un ámbito como el de la hostelería, que es «de los pocos que está medianamente resistiendo la crisis». El curso tiene una duración de 380 horas y por cada jornada, siempre de tarde, cada preso cobra 25 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí