GRANADA, 19 (EUROPA PRESS)
La Consejería de Medio Ambiente ha ejecutado durante las últimas semanas la tercera fase del proyecto de mejora de los accesos a la playa de Cantarriján con el objetivo de regular el turismo de naturaleza que recibe este emplazamiento de especial valor medioambiental y compatibilizar el uso y disfrute de los espacios naturales protegidos con la adecuada protección y gestión de los mismos. Para esto, como viene haciendo los últimos años, establecerá la restricción de este acceso al paraje natural de los Acantilados de Maro Cerro Gordo a partir del 1 de julio y hasta el 31 de agosto, poniendo a disposición de los visitantes un servicio de lanzadera hasta la playa.
Desde 2005 se llevan realizando diversas actuaciones de mejora de los accesos en este paraje que está incluido en el listado de hábitat prioritarios por la Unión Europea, lugar declarado «Zona de Especial Importancia Marítima» (Zepim) y «Zona de Especial Importancia para las Aves» (ZEPA), dos distinciones de carácter internacional que muestran la relevancia medioambiental que tienen los Acantilados de Maro Cerro Gordo, así como la importancia de conservarlo adecuadamente.
Las últimas actuaciones que se han desarrollado en esta zona y que culminaron hace unos días han consistido en la mejora del firme del camino de acceso al paraje natural par facilitar su uso público. Se ha mejorado la pista forestal que conduce a la playa de Cantarriján, optando por un firme de hormigón que evite que se levante el polvo de la pista que afecta a las especies de flora que están arraigadas en esta zona, informó la Delegación de Medio Ambiente en una nota.
El presupuesto de estas actuaciones, en las que han estado trabajando 20 personas, ha ascendido a algo más de 405.000 euros, a los que habría que sumar los 250.171 que se ejecutaron en 2007 en una primera parte del proyecto, los 292.082 que se invirtieron el pasado año para acondicionar el actual aparcamiento de la antigua carretera de la Costa y otras partidas que se han destinado a la mejora del sendero Torre del Cerro Gordo y que aporta actividades alternativas a las personas que visitan este paraje natural.
Durante este año, la Consejería de Medio Ambiente también pondrá en marcha por tercer año consecutivo las restricciones de acceso al tráfico rodado a la playa de Cantarriján desde el día 1 de julio hasta el próximo 31 de agosto. El delegado de Medio Ambiente, Francisco Javier Aragón, explicó que el incremento estival de vehículos motorizados en el interior de este Paraje Natural superaba la capacidad de carga del mismo «y supone un importante factor de degradación de sus valores naturales y paisajísticos así como un evidente riesgo de incendios forestales».
Para tratar de facilitar el acceso del resto de personas a la zona de Cantarriján, la Consejería de Medio Ambiente pondrá a disposición de visitantes un servicio de transporte público entre la barrera que corta el acceso y la playa que este año «aumenta su horario de servicio», explicó Aragón, que especificó que las lanzaderas funcionarán desde las 9.00 horas de la mañana hasta las 21.00 horas de la tarde. Este vehículo, con capacidad para transportar a nueve personas, tendrá una frecuencia aproximada de 10 minutos con un precio de un euro por bajada y otro por subida. Además, en la zona se ha instalado un punto de atención para los visitantes con trípticos que incluyen información sobre el servicio de lanzaderas, características de los valores ambientales del Paraje Natural y normas y pautas de comportamiento en este espacio protegido.
Con esta medida, la Consejería de Medio Ambiente quiere restar la presión del continuo transitar de vehículos rodados dentro del Paraje Natural de Maro Cerro Gordo y evitar los riesgos de incendios que la acumulación de coches provocaban en el carril de acceso a Cantarriján y que debido a las altas temperaturas del verano, a la desecación de la vegetación y la orografía de la zona, provocarían un siniestro irreparable.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí