GRANADA, 8 (EUROPA PRESS)
UPA-Granada estimó hoy que en la presente campaña del espárrago, que finalizará este mes, se recogerán algo más de once millones de kilogramos de este producto, dos menos de lo que en principio esperaban los agricultores a consecuencia de las lluvias y la ausencia de demanda.
El secretario general de UPA-Granada, Nicolás Chica, matizó en declaraciones a Europa Press que no será hasta dentro de un mes cuando las organizaciones agrarias cuenten con los datos oficiales, si bien reconoció que los resultados de la presente campaña no diferirán mucho de las tres últimas, cuando no se han superado los once millones de kilogramos de espárragos.
Explicó que la presente campaña se retrasó hasta marzo a causa de la lluvia y el frío, y aunque las precipitaciones suelen ser beneficiosas para este tipo de cultivo «en las tierras con menos drenaje o más arcillosos la garra se ha dañado y en algunos casos ha sido imposible de recuperar».
A los factores adversos de la climatología se ha unido el descenso de pedidos registrado en abril, lo que obligó a las organizaciones agrarias a recomendar a los agricultores que abandonaran la recolección del espárrago por falta de rentabilidad.
«Preveíamos que sería un año difícil por la recesión económica y el espárrago no se iba a escapar», lamentó Chica, que no obstante mostró su satisfacción con el precio de este producto se haya mantenido «ligeramente al alza», con una media de 1,30 euros por kilogramo frente al 1,20 del pasado año.
No obstante, el secretario general de UPA-Granada lamentó el «claro retroceso» que ha sufrido este cultivo en los últimos cinco años, al pasar de recogerse 15 millones de kilos a once en la pasada campaña, cuando las heladas provocaron seis millones de euros de perdidas a los agricultores.
El sector del espárrago genera en las localidades granadinas de Huétor Tájar, Moraleda de Zafayona y Láchar entre 650.000 y 700.000 jornales. Chica explicó que, además de los puestos de trabajo que se derivan de la recolección del cultivo, existe un elevado número de personas que se implican en la manipulación y normalización del producto en las plantas que están operativas en la provincia.
Cabe destacar que el 95 por ciento de estos trabajadores son mujeres que antes se empleaban en otros sectores agrícolas que «ya se han quedado atrás» como el cultivo de cebolla y ajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí