LGP GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)
El poeta, dramaturgo y novelista hispano mexicano Tomás Segovia (Valencia, 1927) recogió hoy el V Premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca en un acto solemne en el que afirmó que «no es un hombre de orillas sino de navegaciones», pues asumió las circunstancias de su exilio como una condición y no como una identidad.
Recibió el galardón de manos del alcalde de Granada, José Torres Hurtado, después de que el secretario del jurado y concejal de Cultura en el Ayuntamiento de la ciudad, Juan García Montero, leyera el acta del jurado, integrado por representantes de la Fundación Lorca, la Residencia de Estudiantes, la Universidad y la Academia de Buenas Letras de Granada, la Casa de América o la Fundación Generación del 27.
Segovia, que nació en Valencia y emigró a México tras el estallido de la Guerra Civil, centró gran parte de su discurso en las palabras que le dedicó en su día el poeta y ganador de la anterior edición del Premio Lorca Francisco Brines, que lo definió como «un poeta de las dos orillas», sin embargo hoy confesó ante un público expectante por su presencia que no se siente de esta manera, pues «sólo quien no navega pueden pensar en las dos orillas como la propia y la ajena».
El escritor recordó también «el mundo compacto del exilio español en México» y lo que supuso para él y sus contemporáneos la figura del poeta Federico García Lorca. Reveló que el primer texto que escribió a los 15 años «queriendo que fuera un texto» giró en torno a la figura del poeta granadino, cuyo nombre –dijo– «resumía toda nuestra tragedia y nuestro orgullo. Era la prueba de que el camino que había sido brutalmente sepultado era el buen camino», relató.
Por ello asumió que este galardón «premia el abrazo de las dos orillas» y especialmente a los que vivieron con él «dramáticamente» el salto de la una a la otra. «es un acto de justicia», clamó para matizar después que su deseo es que signifique un reconocimiento de su historia viva, que en esta orilla –la española– «sigue estando mayormente renegada al olvido».
Segovia, que recitó ante el público sus poemas «El extranjero» y «Asta bandera» defendió «el español enriquecido que hablan los exiliados», que lejos de ser una contaminación «es un rescate, un desenterrar la rica unidad perdida bajo los escombros de siglos de estupidez histórica».
ACTO DE JUSTICIA
Por su parte, el alcalde de Granada coincidió con Segovia en señalar que la entrega de este galardón es «un acto de absoluta justicia», ya que se trata de un poeta español de las dos orillas que ha devuelto a España lo que aprendió de fuera.
Consideró que Granada lleva adherida a su nombre la poesía escrita con mayúsculas y asociada a ella resuenan sin duda la Alhambra y Federico García Lorca.
«De la unión de tales nombres, Granada y Lorca, surgió el premio de poesía mejor dotado de cuantos se conocen a un poeta en lengua española», indicó el regidor, que alabó también la labor desarrollada este año por el Festival Internacional de Poesía.
Al acto también asistió el ministro de Asuntos Culturales de México, Jaimen del Arenal, y la consejera de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Clara Aguilera, así como la corporación municipal al completo.
Al premio fueron propuestos un total de 36 escritores procedentes de 15 nacionalidades distintas –nueve españoles y 27 iberoamericanos– propuestos por un total de 53 entidades, como academias de la lengua española, instituciones vinculadas a la literatura en lengua castellana y academias nacionales, regionales y locales que tienen sección de literatura.
Entre los candidatos al premio destacaban el poeta español Antonio Carvajal, que con un total de cinco candidaturas optaba al galardón por tercera vez, así como los andaluces Pablo García Baena y José Manuel Caballero Bonald, mientras que en el ámbito femenino sonaba fuerte el nombre de Claribel Alegría, de Nicaragua.
Finalmente, Tomás Segovia se alzó con el premio, siendo el único escritor de los que concurrían que contaba con doble nacionalidad –España-Méjico–.
En la pasada edición se presentaron un total de 33 candidaturas, siendo elegida la del escritor valenciano Francisco Brines, mientras que en 2006 fue escogida la peruana Blanca Varela, que se convirtió en la primera mujer que se alzaba con un Lorca. En 2005 resultó ganador el mejicano José Emilio Pacheco y en el año anterior el poeta ovetense Ángel González.
(EUROPA PRESS)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí