GRANADA, 20 (EUROPA PRESS)
El juicio previsto inicialmente para mañana en la Audiencia de Granada contra un joven de 18 años acusado de la autoría del incendio registrado en julio de 2007 en la calle Darrillo de la Magdalena, en la capital granadina, que costó la vida a tres jóvenes, supuestamente implicados también en el siniestro, ha sido suspendido, según informaron a Europa Press fuentes judiciales.
La Fiscalía de Granada, que solicita una una pena de diez años de cárcel para el procesado, sostiene en su escrito de conclusiones provisionales, al que tuvo acceso Europa Press, que sobre las 1,15 horas del 29 de julio de 2007 A.M.S.M. se encontró con unos jóvenes en la glorieta de Arabial, con los que acordó dirigirse a la calle mencionada, donde se encontraba el domicilio de su cuñado, quien días atrás había discutido con su hermanastra.
Guiados del «ánimo» y con objeto de dar un «escarmiento» al cuñado procedió el inculpado a recoger de su domicilio una bolsa de plástico que contenía entre uno y cinco litros de gasolina que había adquirido con anterioridad y que había guardado en el portal de su casa.
Al llegar al edificio de Darrillo de la Magdalena forzaron la puerta de una patada e, introduciéndose en el interior, subieron hasta la planta segunda y, ya en la entrada del piso del cuñado, que sabían que estaba allí durmiendo, el joven acusado roció con gasolina la puerta y el descansillo.
Fue entonces cuando entregó la bolsa que contenía el resto de gasolina al joven que le precedía en la fila, y encendió un mechero que provocó una llamarada que le causó la muerte a este último y lesiones tan graves a otros dos jóvenes que produjeron su fallecimiento posterior.
La Fiscalía pide además para el joven acusado el pago de una indemnización a la comunidad de propietarios de la finca de 4.508,81 euros, cantidad en la que fueron valorados los daños en las zonas comunes del inmueble.
Al registrarse el incendio, el presunto autor de los hechos sufrió quemaduras en el 28 por ciento de su cuerpo, por lo que tuvo que ser trasladado a la Unidad de Quemados del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde permaneció custodiado en todo momento por la Policía Nacional. Al centro sanitario fue trasladado otro joven más, menor de edad, y un tercero fue ingresado en el Hospital de Traumatología de Granada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí