GRANADA, 18 (EUROPA PRESS)
El Juzgado de Instrucción 2 de Granada, que se encarga de la investigación del accidente del telesilla Emile Allais del pasado 2 de marzo en Sierra Nevada, ha pedido a un centro especializado en el análisis de la resistencia, en Sevilla, que estudie la torsión de las piezas que se rompieron del remonte mecánico.
El objetivo es que se determine si los tornillos fracturados estaban afectados por ser defectuosos o si el desplome se debió al desgaste o una fatiga de los materiales, según explicó a Europa Press el abogado de varios de los accidentados, Félix Ángel Martín.
Por otro lado, la titular de este juzgado, María Ángeles Jiménez Muñoz, ya ha enviado los exhortos a los correspondientes juzgados para que los afectados, de distintas zonas del país, sean evaluados por los forenses, con el objetivo de concretar la gravedad de las lesiones y sus secuelas.
El informe de la inspección ocular que practicó la Guardia Civil tras producirse el desplome, de fecha 10 de marzo, ya determinó que la caída pudo deberse a la rotura de tres tornillos del sistema de sujeción.
Según indicaron los agentes en el documento, los tres tornillos se partieron en la zona de la rosca, dos de ellos «en pleno recorrido de la rosca del extremo inferior del tornillo», y el tercero «en el nacimiento de la rosca del extremo superior del tornillo».
El accidente, que se produjo en la mañana del 2 de marzo en una zona de principiantes, en Borreguiles, provocó un total de 23 heridos, muchos de ellos profesores y alumnos de esquí. Cetursa, la empresa que gestiona la estación invernal, anunció el mismo día que abriría una investigación, que encargó a una empresa externa francesa y al Colegio de Ingenieros técnicos industriales de Sevilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí