La edil de Urbanismo le acusó de «volver a las andadas» para hacer el papel de oposición en vez de colaborar con el equipo de gobierno
GRANADA, 6 (EUROPA PRESS)
El delegado de Cultura de la Junta en Granada, Pedro Benzal, afirmó hoy que se «le ha acabado la paciencia» con el modo en que el equipo de gobierno, del PP, «ha abandonado el patrimonio de la ciudad» y no descartó aplicar las sanciones previstas en la legislación si éste no le pone remedio.
En rueda de prensa, Benzal repasó algunos de los asuntos que más preocupan a su departamento, como que «aún» no estén expuestos los restos de la plaza de toros encontrada hace dos años en las obras de la avenida Constitución o la proliferación de pintadas en los rincones históricos de la ciudad.
Respecto a esto último Benzal envió hoy una carta al Ayuntamiento, a la que tuvo acceso Europa Press, en la que lamenta que «no haya ni un rincón en la ciudad histórica, y no tan histórica, que no muestre muros rellenos de porquería visual», especialmente en el Albaicín –declarado Patrimonio de la Humanidad– y el Realejo, lo que a su juicio perjudica a la imagen y el turismo de la ciudad.
Fue ayer cuando la edil de Urbanismo, Isabel Nieto, solicitó la implicación de Cultura en este asunto, al considerar que el patrimonio es competencia exclusiva de la Junta, a lo que Benzal le respondió hoy recordando que su departamento no tiene posibilidad de sancionar directamente a quienes estropean los bienes culturales de la ciudad.
Según dijo, debe ser el Ayuntamiento quien, a través de la Policía Local, vigile el cuidado del patrimonio y sancione a quienes lo dañen, si bien puso a sus técnicos a disposición del consistorio y se mostró dispuesto a comenzar una sesión de reuniones para erradicar el problema con, por ejemplo, la creación de una unidad policial especializada en esta materia.
El delegado de Cultura también criticó que el equipo de gobierno no esté protegiendo el muro árabe del siglo XI del paseo del Violón, donde ha construido un aparcamiento subterráneo, y la forma en que se ha redactado el nueva Plan Especial del Albaicín, del que «no le gusta ni la música ni la letra».
«Saben que lo han hecho mal y ahora quieren reunirse, pero esto irá a la próxima Comisión Provincial de Patrimonio», comentó Benzal, que también criticó la situación surgida en torno a la nueva reordenación del tráfico proyectada en el Paseo del Salón.
Así, pidió al alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado (PP), que no le responsabilice ante los ciudadanos de los cambios del tráfico que ha proyectado en esta zona de la ciudad, recordando que este asunto es «de competencia municipal» y que su departamento sólo ha intervenido en aquello que afecta a la conservación de los jardines, declarados Bien de Interés Cultural (BIC).
«Cada uno que aguante su vela», aconsejó Benzal, que se mostró «harto» porque las «soluciones de despacho» no han servido para resolver asuntos que se requieren desde hace dos años.
Aseguró que no tiene ánimo de sancionar, si bien recordó que su obligación es hacer cumplir las leyes en lo que al cuidado del patrimonio se refiere, instando al Ayuntamiento a que coja «el toro por los cuernos» y «deje de jugar».
«VUELTA A LAS ANDADAS»
Por su parte, la concejal de Urbanismo lamentó hoy que la Delegación Provincial de Cultura «haya vuelto a las andadas» y en lugar de colaborar «desde la lealtad» con el equipo de gobierno haya optado por realizar el papel de oposición.
Criticó que Benzal se haya desentendido de la restauración de la plaza de toros o el muro árabe del Violón, cuando «fue esta Administración la que debido a la importancia de estos restos ordenó paralizar hasta diez meses proyectos tan importantes para la ciudad como los aparcamientos de la Constitución o el Violón».
Para Nieto resulta «muy sospechoso» que ahora, «después de que la Junta pusiera en peligro estos proyectos», no cumpla con sus obligaciones en materia de patrimonio e intente «echarle la culpa de todo» al Ayuntamiento.
Así, le solicitó que «deje de utilizar» una institución como la Junta contra los intereses de los granadinos y le instó a colaborar con los responsables municipales, dejando fuera del debate político temas «tan importantes» como la defensa del Albaicín y el cuidado del patrimonio».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí