GRANADA, 04 (EUROPA PRESS)
Agentes de la Policía Nacional, Local y Guardia Civil han desarticulado un grupo organizado especializado en robos con fuerza en al menos 20 bares, tiendas y salones de juego de la capital y pueblos de la provincia en el marco de una operación conjunta que se ha saldado con siete detenidos con edades comprendidas entre los 20 y 36 años.
La operación se inició en la madrugada de ayer, después de que la Sala Operativa 091 fuera alertada de la comisión de dos robos en bares de las localidades de Jun y Cenes de la Vega. Posteriormente, los agentes tuvieron conocimiento de otros dos más en la capital, uno en la calle Estrella y otro en la calle Virgen de la Consolación, el cual se estaba perpetrando en esos momentos.
A la llegada de la dotación policial, y tras percatarse de la presencia de los agentes, los ahora detenidos se dieron a la fuga en un vehículo, iniciando los agentes su persecución, según informó hoy en una nota el Cuerpo Nacional de Policía.
Los tres cuerpos de seguridad procedieron entonces a establecer un dispositivo de seguimiento y cierre, que incluyó la persecución de los detenidos por A92-G, A-44, A-92, N-432, D-387, así como por diferentes vías de la capital.
La persecución finalizó tras estrellarse el vehículo en el que circulaban los detenidos cuando intentaron acceder a la calle Sagrada Familia de la capital. Tres de ellos emprendieron la fuga a pie, mientras que los agentes lograron arrestar al que no pudo salir del coche.
En el vehículo había numerosos efectos procedentes de los robos que acababan de perpetrar, así como diversos útiles y herramientas para cometerlos.
El resto de los jóvenes fueron interceptados y detenidos momentos después en las calles Arzobispo Guerrero y Periodista Francisco Javier Cobo.
En todos los robos, los implicados accedían al interior de los establecimientos forzando la persiana, para hacerse luego con el dinero de las máquinas tragaperras y los efectos de valor que encontraban.
En el marco de la investigación –que continúa abierta– se practicaron dos registros domiciliarios, uno en el barrio de Almanjayar de la capital y otro en la localidad de Maracena, donde se incautó gran cantidad de material procedente de al menos una veintena de robos a tiendas, bares y salones de juego perpetrados en los últimos meses.
Entre los artículos encontrados destacan diversos televisores de pantalla plana, ordenadores, gran cantidad de material electrónico y un alto número de prendas de vestir de prestigiosas marcas, en su mayoría de tipo surfera, procedentes de robos perpetrados en noches pasadas en conocidos establecimientos del centro de la capital.
Posteriormente, los agentes sorprendieron a otras tres personas sacando artículos del interior de un domicilio del barrio de Almanjayar que se disponían a registrar y cargándolos en un vehículo.
Estas tres personas–dos mujeres y un hombre– resultaron ser la esposa y los cuñados de uno de los detenidos la madrugada anterior.
Cabe destacar que durante los registros domiciliarios, que se prolongaron durante varias horas, resultaron heridos por el impacto de perdigones o balines, dos agentes encargados del aseguramiento de la zona, donde se congregaron un gran número de personas.
Uno de ellos sufrió un impacto en el rostro y el otro fue herido de forma superficial en la pierna, mientras que también resultaron dañados tres vehículos policiales, dos de ellos con las lunas fracturadas y uno más con diversos impactos de perdigón.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí