GRANADA, 1 (EUROPA PRESS)
Varios técnicos del Ministerio de Vivienda se desplazarán en breve a Cuevas del Campo (Granada) para evaluar la situación en que se encuentran las 25 viviendas afectadas por las filtraciones de agua registradas hace unas semanas en el municipio –la mayoría en la Cañada de San Isidro– y ofrecer ayuda económica para arreglar las grietas que presentan.
El consistorio ha mantenido varios contactos en las últimas semanas con responsables de este ministerio para exponerles «lo urgente» de la situación, después de que las «grandes» grietas surgidas en las casas obligara a desalojar a siete personas que vivían en dos de ellas y que aún no han podido regresar a sus hogares.
De hecho, el concejal de Urbanismo, Daniel Jiménez (PP), explicó a Europa Press que estas dos viviendas tendrán que ser derribadas, al existir riesgo de derrumbe. En una de ellas la situación es «crítica», motivo por el que el Ayuntamiento ha cerrado la calle para evitar que pasen por su lado peatones y tráfico rodado.
El consistorio está ultimando toda la documentación necesaria para obtener la licencia de derrumbe y llevarla a cabo «en cuanto sea posible», ya que no «se fían» de que «en cualquier momento» esta vivienda «se venga abajo».
Las primeras ayudas económicas aprobadas por la Diputación de Granada, que ascienden a unos 200.000 euros, permitirán comenzar a mediados del mes que viene los trabajos para arreglar la red de tuberías de agua potable y saneamiento desde la Cañada de San Isidro hasta la plaza 21 de Noviembre, la zona más afectada.
Posteriormente se comenzará a arreglar la red de saneamiento de otra de las calles más perjudicadas, donde hay casas cueva.
«No vamos a embellecer el pueblo sino a solucionar los problemas que tenemos, que vienen de mucho tiempo atrás y que afectan a gran parte del pueblo», comentó Jiménez, que lamentó la situación en la que se encuentran las familias afectadas, ya que en el municipio «somos todos una gran familia y esto nos duele», relató.
El problema se hizo patente a raíz de una rotura en la red de abastecimiento de agua de la localidad, donde tras excavar se encontraron hasta diez metros cúbicos de agua en una zanja «que bajó como un manto al pueblo» y que ocasionó las citadas grietas en las casas, inundando varias dependencias de las mismas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí